A World Worth Protecting

AWWP - Capítul2o 63


Capítulo 632: ¡Un primer vistazo!

Todo el Palacio Dao se convirtió en un alboroto. El miedo y la inquietud se apoderaron de los corazones de todos cuando los tres ancianos del Reino Conducto del Alma se fueron.

La ceremonia de boda de Li Wuchen y Zhou Mei terminó abruptamente. Mientras el resto del Palacio Dao nadaba en ansiedad y miedo, Wang Baole convocó a Zhao Yameng, al Señor de la Secta Xu y al árbol gigante para discutir lo que acababa de suceder.

Concluyeron que el Señor de la Secta Xu y el árbol gigante debían prepararse para lo peor. Debían evacuar a todos usando la formación de matriz de teletransportación que el Señor de la Secta Xu había establecido en secreto en caso de que la situación lo requiriera.

Tuvieron que realizar los preparativos en secreto mientras se preparaban para evacuar en cualquier momento. El Señor de la Secta Xu, así como el árbol gigante y Zhao Yameng, que acababan de enterarse de la segunda formación de matriz de teletransportación, trataron el asunto con extremo cuidado.

Los tres se fueron con el corazón apesadumbrado y la mente llena de preocupación después de la reunión. Wang Baole estaba solo en la torre más alta de su palacio, contemplando el cielo distante y el Mar de Fuego. Su corazón también estaba pesado.

Podría haber sido solo un singular grito de ayuda, pero había quedado claro, tal vez incluso para Feng Qiuran, que algo no había estado bien. Sin embargo, a veces, las emociones triunfan sobre la razón. Esa había sido la razón por la que Feng Qiuran había decidido viajar e investigar el asunto.

Wang Baole entendió por qué había hecho eso, que era precisamente la razón por la que tenía un mal presentimiento al respecto. La premonición se hizo más fuerte y un fuerte viento comenzó a levantarse, azotando la ropa de Wang Baole mientras cerraba los ojos.

–Se acerca una tormenta...– murmuró para sí mismo. Miró hacia la parte inferior de la montaña, a los cultivadores que se movían en el Palacio Dao y al mundo que lo rodeaba. Después de un largo tiempo, Wang Baole se sentó y comenzó su cultivo.

Las autobiografías de los altos funcionarios habían mencionado antes que, sin importar lo que deparara el futuro, solo se podía intentar aprovechar el momento presente.

El tiempo pasó de manera constante mientras Wang Baole continuaba su cultivo y la secta continuaba su discusión. Así pasaron cinco días.

El quinto día, cuando el sol comenzó a ponerse, lo que más preocupaba a Wang Baole no sucedió. Feng Qiuran y los otros dos ancianos regresaron, con el ánimo bajo y una miríada de emociones en sus rostros.

Wang Baole recibió una invitación tan pronto como los ancianos regresaron a la secta, por lo que fue al palacio de Feng Qiuran. Los tres cultivadores del Reino Conducto del Alma ya estaban dentro, esperando en silencio.

Daoista You Ran asintió y sonrió a Wang Baole. Mie Liezi, que por lo general lo saludaba con una mirada gélida o lo evitaba por completo, tenía una mirada de desconcierto en sus ojos. No era el feroz de siempre.

Feng Qiuran tenía una mirada perdida en su rostro, y nadie sabía lo que estaba pensando.

Wang Baole observó las expresiones en sus rostros mientras los engranajes en su cabeza giraban furiosamente. No habló y simplemente se sentó en la cuarta silla en el gran salón, volviendo los ojos hacia Feng Qiuran.

Después de un largo rato, Feng Qiuran cerró los ojos y el salón se sumió en el silencio. Pasó un largo período de silencio... Feng Qiuran repentinamente abrió los ojos. Estaban brillantes de determinación. Fue entonces cuando Mie Liezi habló de repente.

– ¡Debemos salvarlo!

–No importa si esto es una trampa. Mientras exista la posibilidad de que el tío Maestro todavía esté vivo, no podemos ignorar esto. ¡Debemos hacer algo!

Wang Baole guardó silencio mientras escuchaba a Mie Liezi. Feng Qiuran tembló y luego comenzó a hablar. La amargura coloreaba sus palabras.

–Hemos identificado la fuente. Es un acorazado del Clan Eterno. Mantuvimos nuestra distancia y no realizamos una inspección de cerca, pero sabemos que había menos de diez naves de tal escala y tamaño durante la última batalla galáctica. No sabemos qué hay dentro del acorazado o por qué ha reaparecido. Ni siquiera sabemos qué están planeando los remanentes del Clan Eterno... ¡Entrar en el acorazado sería arriesgar el destino del Palacio Dao de la Gran Expansión! – Feng Qiuran negó con la cabeza mientras hablaba. Le dolía el corazón y quería salvar a su padre también, pero no podía poner en riesgo el Palacio Dao. Por eso planeaba entrar sola en el acorazado.

–El Palacio Dao de la Gran Expansión ha caído a un estado en el que no nos queda nada que perder. Pero si ni siquiera podemos salvar a nuestros propios mayores, ¿qué sentido tiene nuestra existencia continua? ¿Mera esperanza?

–Si ese es el caso, yo, Mie Liezi, ¡preferiría caer en una pelea!– Mie Liezi argumentó. Había determinación en sus ojos. Vio a Feng Qiuran preparado para replicar e inmediatamente se volvió hacia Daoista You Ran y Wang Baole.

– ¿Qué opinas?

Daoista You Ran lo contempló por un momento, luego asintió.

–Estoy de acuerdo con la sugerencia de Mie Liezi. La aparición del acorazado es sospechosa. Sin embargo, incluso si hay miembros sobrevivientes del Clan Eterno después de la guerra, su nivel de cultivo no debería ser muy alto. De lo contrario, no elegirían reaparecer ahora. ¡Creo que deberíamos atacar!

Al escuchar las palabras de Daoista You Ran, Mie Liezi se volvió y miró a Wang Baole. Feng Qiuran hizo lo mismo. Esperaron la respuesta de Wang Baole.

Wang Baole pensó en silencio. Tanto Mie Liezi como Daoista You Ran habían llegado a un acuerdo sobre este asunto. Feng Qiuran podría decir lo contrario, pero este asunto se refería a su padre. Sus puntos de vista sobre el asunto no requirieron vocalización de su parte.

Podrían haberle dado una opción, pero Wang Baole sabía que solo tenía una opción que podía elegir.

Wang Baole mantuvo su silencio y se tomó una decisión. Todos los cultivadores del Reino Alma Naciente y una gran mayoría de los cultivadores del Reino Formación del Núcleo del Palacio Dao de la Gran Expansión participarían en la misión. ¡Se dividirían en tres equipos, liderados por los tres cultivadores del Reino Conducto del Alma, en una misión para infiltrarse e investigar el acorazado!

El tamaño del acorazado exigía que un grupo tan grande de personas registrara el barco. Eso les permitiría realizar un rescate rápido. Los tres cultivadores del Reino Conducto del Alma también informaron a todo el Palacio Dao sobre los gritos de ayuda, así como sobre la aparición del acorazado en el límite entre el cuerpo y el mango de la espada. La noticia hizo que toda la secta se alborotara.

El Palacio Dao se preparó lo suficiente para la misión. Activaron la formación de matriz que mantenía sus tesoros bajo llave y recuperaron algunos Talismanes de Teletransportación Explosivos. A todos también se les dio un Talismán de teletransportación, que se podía usar en cualquier momento para teletransportarse.

Los precios de varios tesoros y píldoras darmicas también se redujeron para que todos pudieran abastecerse de ambos rápidamente.

Finalmente, Mie Liezi anunció que se irían en siete días. Todos los que participaron en la misión entraron en reclusión a corto plazo para mantener su condición al máximo rendimiento.

Pasaron siete días. El Palacio Dao se llenó de conmoción cuando se activó una formación de matriz. ¡Cientos de cultivadores volaron hacia el cielo, transformándose en arcoíris que cargaron furiosamente hacia el acorazado!

Entre ellos se encontraban los discípulos personales de Feng Qiuran y Daoista You Ran. Sin embargo, también había rostros familiares ausentes en la multitud, como Dugu Lin, Zhuo Yifan, el árbol gigante y el Señor de la Secta Xu. El Señor de la Secta era el único cultivador del Reino Alma Naciente que no participaba en la misión. Wang Baole había luchado mucho para que se mantuviera fuera de la misión. Los únicos otros cultivadores de la Federación que se unieron a Wang Baole en la misión fueron Zhao Yameng y Kong Dao.

Tuvieron que participar porque habían adquirido discipulados oficiales del Palacio Dao. Sus nombres se habían registrado en la Placa Dao, y pudieron establecer resonancia con la formación de matriz de la antigua espada de bronce verdoso. Eran los puntos de contacto entre los cultivadores dentro y fuera del acorazado una vez que el grupo de la misión abordó el barco.

Si Wang Baole y los demás hubieran estado viajando solos para esta misión, habrían requerido múltiples teletransportaciones para cubrir la distancia. El tiempo necesario sería inmenso. Sin embargo, con todo el Palacio Dao activado y con formaciones de matriz que respaldan la misión, la velocidad de todos se incrementó en un grado increíble. Les tomó solo dos días antes de que vieran... ¡El enorme acorazado a horcajadas sobre la frontera!

Wang Baole se estremeció hasta la médula al ver el acorazado y quedó boquiabierto. Fue enorme. Los tres discos que formaban el cuerpo del acorazado eran como planetas, y cada uno parecía albergar un mundo.

El poder emanaba del acorazado. Los cultivadores del Reino Formación del Núcleo se sacudieron, el miedo surgió instintivamente dentro de ellos.

Zhao Yameng y Kong Dao se vieron afectados de manera similar. Sin embargo, tenían la protección de su estado de discipulado del Palacio Dao. Pudieron aclimatarse mejor a estar dentro de la formación de la antigua espada de bronce verdoso en comparación con los demás. Aun así, sus caras todavía se veían ligeramente pálidas.

A los cultivadores del Reino Alma Naciente no les estaba yendo mucho mejor. Solo los tres cultivadores del Reino Conducto del Alma y Wang Baole no parecían afectados. Los cultivadores del Reino Conducto del Alma eran lo suficientemente poderosos y ya estaban al borde de un avance hacia el siguiente nivel de cultivo. Wang Baole, por otro lado, fue un discípulo adoptado. Pudo luchar contra la fuerza supresora después de que su cultivo fue aumentado por la formación de matriz.

–Como estaba planeado, nos dividiremos en tres aquí e intentaremos infiltrarnos en el acorazado. Nuestra prioridad es el rescate, pero si las cosas van mal, ¡active su Talismán de teletransportación de inmediato y evacue! – Feng Qiuran respiró hondo y miró a todos. Ella describió solemnemente los detalles de la misión. Wang Baole asintió y el grupo comenzó a dividirse en equipos más pequeños.

Se dividieron en sus respectivas facciones, y los tres cultivadores de la Federación se unieron a Feng Qiuran. Después de que los equipos se dividieron, estaban listos para moverse. Antes de que se lanzaran en direcciones separadas, Daoista You Ran les recordó a todos solemnemente.

–Todo el mundo debería estar preparado mentalmente. Técnicamente hablando, los talismanes deberían funcionar dentro del acorazado, pero no podemos garantizar que lo harán. Según lo que descubrí en los últimos días, es un desafío ingresar a un acorazado del Clan Eterno. Hubo relatos de intrusos que ingresaron con éxito pero luego fueron teletransportados nuevamente.

–Este es el mecanismo de defensa del acorazado del Clan Eterno. Es por eso que de fallar y ser teletransportado, reúnete aquí primero. Nos reagruparemos y discutiremos cómo proceder a continuación.