A World Worth Protecting

AWWP - Capítulo 235


**Capítulo 235: Volando fuera de la Tierra**

El crucero celestial era muy diferente de los cruceros que recorrían los cielos de la Tierra. Para decirlo con más precisión, era más como un acorazado de más de treinta metros de largo. En ese momento estaba estacionado en un puerto aéreo construido especialmente para él. Mirando desde lejos, era como una enorme espada que era extremadamente impresionante.

Al mismo tiempo, fuertes explosiones similares a truenos emergieron continuamente desde el interior del acorazado. Los discípulos de la Isla de la Academia Superior que no solicitaron ir a la luna salieron después de escuchar el ruido. Mientras miraban el acorazado, sintieron un torrente de emociones.

El sonido se produjo como resultado de su propulsión. Sonaba como el aullido de una feroz bestia. Las personas que habían llegado después de recibir el aviso se sorprendieron.

Fue solo después de que abordaron el acorazado y se pararon en la cubierta que lograron calmarse.

Había cientos de personas de la Universidad Dao Etéreo que estaban ingresando al Reino Místico de la Luna. La mayoría de ellos eran discípulos mayores que habían estado en la Isla de la Academia Superior durante varios años. En su vida diaria, pasaban tiempo al aire libre practicando o cultivaban en reclusión. Como resultado, a pesar de que tenían cierta comprensión de los asuntos del mundo exterior, esa comprensión no era profunda.

Sin embargo, también había algunos entre ellos que, en virtud de los roles asignados, conocían a Wang Baole y su identidad. Cuando la multitud se reunió en el crucero celestial que se dirigía a la luna, se saludaron amistosamente. Huang Shan del Pabellón de Trampas estaba entre ellos.

Cuando Wang Baole llegó en el crucero e intercambió saludos con los demás, notó a Huang Shan. Parecía como siempre, pero una sensación de alarma sonó en su corazón.

Con la excepción de Huang Shan y discípulos mayores como Chen Yutong, no había muchas caras nuevas, ya que probablemente solo representaban el diez por ciento del número total de personas allí. Zhuo Yifan, Zhao Yameng y Lin Tianhao estaban entre ellos.

En cuanto a Du Min, Chen Ziheng y compañía, no pudieron participar ya que no habían alcanzado el quinto nivel de la etapa Aliento Verdadero. Bunny también le había dicho a Wang Baole que necesitaba pasar un tiempo en reclusión. El maestro de Bunny era extremadamente estricto y tenía grandes expectativas en ella, lo que resultó en que ella todavía estuviera recluida incluso entonces.

Entre las caras nuevas, había alguien a quien Wang Baole reconoció. Sin embargo, cuando vio a ese conocido familiar, Wang Baole no pudo evitar comenzar a sentirse desconcertado.

– ¿Hijo? ¿Te has entrenado tan rápido y has alcanzado el quinto nivel de la etapa Aliento Verdadero? ¿Te comiste un cohete? –. Wang Baole estaba muy sorprendido; la persona en cuestión era Lu Zihao.

A pesar de que era un discípulo del Pabellón de Combate, cuando Lu Zihao completó el Torneo del Pabellón de Combate con Wang Baole, se encontró con una buena oportunidad. Debido a eso, logró alcanzar y superar incluso a Chen Ziheng, Du Min y compañía, alcanzando el quinto nivel de la etapa de Aliento Verdadero justo antes de que se abriera el Reino Místico de la Luna.

Aunque fue impactante, no era imposible imaginar que sucedería. Después de todo, solo habían transcurrido un poco más de cuarenta años desde que comenzó la Era de los Inicios Espirituales. No importa cuán completo fuera el proceso de recolección de fragmentos, todavía había muchas tierras inexploradas, lo que permitió a personas como Lu Zihao encontrar una gran oportunidad en su viaje de cultivo.

Una situación como la suya, aunque poco común, no era una rareza. En realidad, había muchas personas en la Federación, como Lu Zihao, que habían obtenido tales oportunidades.

El estallido en el nivel de cultivo de uno de esa manera generalmente sucedía mientras uno todavía estaba dentro del Reino Aliento Verdadero. Una vez que se alcanzó el Establecimiento de la Base, sería difícil que ocurriera un avance tan exponencial de habilidades.

Escuchar las palabras y notar la sorpresa de Wang Baole hizo que Lu Zihao se deleitara. En realidad, había notado a Wang Baole durante mucho tiempo. Después de todo, su apariencia fue extremadamente prominente. En verdad, lo habría evitado, no queriendo enfrentarlo... Sin embargo, en ese momento, sintió que tenía la confianza. Por lo tanto, mantuvo sus propios principios, apareciendo deliberadamente frente a él con el objetivo de ver la sorpresa de Wang Baole con sus propios ojos.

– ¿Por qué dijiste eso? A pesar de que eres el jefe adjunto del pabellón, pero... yo, Lu Zihao, soy del Pabellón de Combate y no de tu Pabellón de Armamento Darmico, ¿y te atreves a insultarme de esta manera?–. Al escuchar cómo Wang Baole se dirigió a él, Lu Zihao se burló.

– ¡Qué agallas tienes, Hao'er, hablándole así a tu padre!– Wang Baole miró a Lu Zihao con sorpresa. Se dio la vuelta y se alejó corriendo, gritando por Zhuo Yifan, que estaba charlando con alguien más amablemente.

– ¡Yifan, hay problemas aquí!

Zhuo Yifan, que se reía y charlaba con otros, volvió la cabeza y echó un vistazo rápido después de escuchar las palabras de Wang Baole. Después de excusarse, se acercó a Wang Baole. Como jefe adjunto del pabellón de combate, y como Plántula de la Federación, Zhuo Yifan era una estrella en términos de su autoridad, habilidades de combate y sus capacidades para completar sus tareas.

Por lo tanto, su llegada fue estresante para Lu Zihao, a pesar de que se sintió extremadamente indignado. Después de todo, él era simplemente un soldado, mientras que Zhuo Yifan era el Jefe Adjunto del Pabellón.

Pensó que no sería vergonzoso para él incluso si se inclinara ante los dos jefes adjuntos del pabellón. Lu Zihao sintió que no se desvió de sus propios principios y comenzó a alejarse incluso antes de que llegara Zhuo Yifan, mientras se burlaba.

Al ver a Lu Zihao comportarse como una princesa delicada, Wang Baole se sintió emocionado.

–Mi hijo ha crecido–, murmuró en voz baja mientras pensaba en ello. Quería encontrar la oportunidad de enseñarle a Lu Zihao la importancia de respetar a sus mayores, y cuando comenzó a considerar cómo hacerlo, varias figuras volaron desde la isla Camino al Cielo desde lejos, formando un arcoíris que se acercaba al crucero celestial a alta velocidad. La zona entera pronto se tranquilizó.

Wang Baole también levantó la cabeza para echar un vistazo e inmediatamente notó que los arcoíris tenían una fuerza imponente que parecía poder afectar el cielo. Se acercaron y llegaron al crucero en un abrir y cerrar de ojos.

Las ocho personas que aparecieron emitieron cada una, una vibra impresionante. Las ondas de las vibraciones del Establecimiento de la Base hicieron temblar el área circundante. ¡Incluso con solo una mirada rápida, Wang Baole se sorprendió y pudo decir que todas esas personas estaban en la etapa de Formación del Núcleo!

El Señor Adjunto de la Secta que miraba muy bien a Wang Baole también estaba entre ellos. También había un anciano que parecía extremadamente severo, pero cuando su mirada se posó en Chen Yutong y Wang Baole, reveló una mirada de bondad.

Wang Baole nunca antes había visto al anciano. Sin embargo, por lo agitado que parecía estar Chen Yutong, rápidamente se dio cuenta de que el mayor probablemente era el Gran Maestro de Chen Yutong.

El líder rodeado por esos individuos de la Formación del Núcleo era un hombre de mediana edad vestido con una túnica blanca larga que parecía algo erudita. Parecía amable y sus ojos reflejaban el brillo de las estrellas. Después de subir al crucero, miró a la multitud con una mirada de agradecimiento.

– ¡Saludos, Señor de la Secta! ¡Saludos, todos los señores adjuntos de la secta y el Gran Anciano! – En el momento en que apareció, los discípulos mayores que lo rodeaban se agitaron instantáneamente mientras saludaban a las figuras prominentes.

_"¿Señor de la secta?"_ Los ojos de Wang Baole se iluminaron. Esa fue la primera vez que se reunió con los que controlaban la Universidad Dao Etéreo. Sabía muy bien que el Gran Anciano Supremo era como una figura legendaria que no interferiría con los asuntos de la Universidad Dao. ¡En realidad, el que tiene más autoridad en la Universidad Dao Etéreo sería el Señor de la Secta!

–La apertura del Reino Místico de la Luna determina quiénes serán los futuros líderes centrales de la Universidad Dao Etéreo. Por lo tanto, estoy aquí para despedirlos personalmente a todos para garantizar su seguridad y éxito en este viaje –. El Señor de la Secta de la Universidad Dao Etéreo, ese hombre de mediana edad vestido de blanco, habló mientras sonreía. Sin decir nada innecesario después de eso, inmediatamente levantó su mano derecha y saludó.

– ¡Partir!

Mientras su voz reverberaba, el enorme crucero celestial retumbó y se elevó lentamente en el aire. Instantáneamente, rompió la barrera a gran velocidad, como si la atravesara. Se produjo un fuerte rugido atronador, que se extendió en todas direcciones mientras el crucero celestial cargaba hacia el cielo.

Su velocidad era tan rápida, y su manera era tan imponente, que todos los espectadores se apoderaron de la conmoción. De ellos, Liu Daobin, Chen Ziheng y compañía respiraban rápidamente mientras miraban hacia la dirección en la que el acorazado estaba desapareciendo rápidamente.

No podían ver el acorazado; solo vieron los anillos de las ondas de Niebla de Nubes disiparse rápidamente como resultado de la fuerza explosiva del acorazado, así como la contorsión visual producida por el fuerte impacto...

Bunny, que estaba recluida dentro del Pabellón de Alquimia, no estaba al tanto de lo que estaba sucediendo afuera. Sin embargo, parecía haber sentido algo cuando sus pestañas se movieron, sus ojos estaban a punto de abrirse.

Du Min, así como aquellos que conocían a Wang Baole y los demás en su viaje al Reino Místico de la Luna, comenzaron a anticipar su regreso mientras miraban hacia el cielo.

En el límite de su mirada, en un lugar que no se podía ver, las nubes en el cielo pasaban a gran velocidad. El crucero celestial era como un cohete que atravesaba los cielos y se lanzaba a una velocidad asombrosa.

Era difícil describir con precisión qué tan rápido viajaba el crucero. Sin embargo, los que estaban a bordo no sintieron que la fuerza fuera particularmente fuerte. A pesar de eso, todavía se sentían extraños ante la idea de dejar la superficie de la Tierra.

Después de todo, para la mayoría de ellos, ¡era la primera vez en sus vidas que abandonaban la Tierra!

Ese fue el caso de Wang Baole. Su corazón palpitaba rápido, un resplandor brillante destellaba en sus ojos mientras miraba el suelo, originalmente plano, curvándose lentamente en un arco. Los cielos sobre él se oscurecieron lentamente, antes de volverse completamente negros.

Todo eso hizo que Wang Baole contuviera la respiración y centrara su atención en lo que estaba sucediendo. Se olvidó del paso del tiempo, y después de un período desconocido, cuando el suelo ante él se había convertido por completo en un planeta azul, Wang Baole tembló.

Wang Baole no fue el único afectado. Muchos en el crucero también estaban sintiendo un torrente de emociones.

Cuando estaban en la Tierra, los cielos eran la fuente de luz, iluminando la tierra. Las personas que estaban acostumbradas a la luz que caía del cielo, en ese momento, experimentaron lo contrario mientras navegaban entre las estrellas. La fuente de luz era la Tierra en lugar del cielo, y estaba completamente oscuro a su alrededor. El resplandor azul que brillaba en la Tierra era un fenómeno extraño al que nadie estaba acostumbrado.

Mucho tiempo después, Wang Baole giró lentamente la cabeza para mirar la galaxia. Vio un objeto lleno de cráteres, opaco y mucho más pequeño que la Tierra... ¡Era la luna!

–Hay muchas leyendas que rodean la luna...– Todos estaban todavía tensos por la nueva experiencia cuando surgió la voz del Señor de la Secta, extendiéndose por todo el acorazado.