A World Worth Protecting

AWWP - Capítulo 252


Capítulo 252: ¡Muerte a los que entren!

Los diez mosquitos se habían dispersado por toda la zona anteriormente. Cuando Zhou Fei apareció por primera vez, Wang Baole evaluó de inmediato la considerable disparidad en su poder. Era posible matar a Zhou Fei, pero la probabilidad de que eso sucediera era demasiado baja.

Él había planeado en consecuencia. Mataría al hombre si fuera posible. Si no, ¡tenía que al menos asustarlo!

Fue debido a esas consideraciones que no había enviado a los mosquitos y había decidido usar primero sus muchos Tesoros Numinosos como distracción antes de ejecutar un ataque sorpresa con su Armamento darmico. ¡Incluso había pronunciado el comienzo de las escrituras internamente, como una táctica atemorizante y como un medio para aumentar temporalmente sus habilidades y completar el golpe final!

Al mismo tiempo, había pensado en un plan de respaldo en caso de que hubiera fallado, y ese era... ¡los mosquitos!

Después de sus experiencias en el Selva Estanque de Nubes, durante la Marea de Bestias, así como en la Cuenca Coulomb, Wang Baole se había vuelto más despiadado y calculador en sus ataques y estrategias. Para que los mosquitos tuvieran éxito, apretó los dientes y se retiró rápidamente para distraer a Zhou Fei.

En el instante en que Zhou Fei levantó la cabeza y miró hacia la dirección de Wang Baole, los diez mosquitos pululaban. Un aullido de dolor salió de los labios de Zhou Fei de repente. Su cuerpo se hinchó y un dolor agonizante y una picazón indescriptible lo volvieron loco. Su cuerpo tarareó y soltó una explosión repentina de energía del Reino Establecimiento de la Base que ondeó hacia afuera.

Destrozó los nueve mosquitos. El mosquito gris, extrañamente, se quedó y siguió corriendo hacia adelante. Mordió a Zhou Fei en su brazo brutalmente, y una mancha azul se extendió por su cuerpo abruptamente. Zhou Fei se alarmó de inmediato. ¡Se retiró apresuradamente, escupió una bocanada de sangre e intentó aplastar al mosquito gris que estaba haciendo todo lo posible por meterse en su cuerpo!

Wang Baole entrecerró los ojos ante la rápida retirada de Zhou Fei. No persiguió lo último. Pudo sentir la regeneración inmediata de los mosquitos, excluyendo el gris, en la vaina dentro de su cuerpo. El mosquito gris no se regeneró de inmediato, pero claramente se estaba formando dentro de la vaina. Después de un tiempo, estuvo listo para ser desplegado nuevamente.

Soltó un suspiro de alivio, se volvió y se alejó a toda velocidad, adentrándose en el bosque.

La batalla le hizo darse cuenta de la brecha que lo separaba de un cultivador en el Reino Establecimiento de la Base. Aunque no fue su primera pelea con un cultivador en ese reino, fue la más significativa. Después de todo, la última vez que luchó contra uno fue cuando luchó junto a Zhao Yameng y Zhuo Yifan contra el árbol gigante, que estaba en el reino perfeccionado del Establecimiento de la Base.

Entonces no había habido una batalla tan intensa y directa, como la que había tenido lugar entre él y Zhou Fei.

Sabía que tenía la oportunidad de ganar la pelea. Sin embargo, el Armamento darmico que tenía no era algo que un cultivador del Reino Aliento Verdadero pudiera manejar y controlar por completo. A pesar de que había usado su ingenio y pronunciado las escrituras, asustando a Zhou Fei y desestabilizando tanto su hechizo como el Tesoro numinoso, él mismo había estado confiando en la forma física del Reino Establecimiento de la Base para manejar el Armamento darmico por la fuerza. Su estrategia había funcionado, pero no era perfecta. No pudo matar a Zhou Fei. La reacción violenta en su cuerpo también fue considerable.

Si empleara el método más de tres veces, el enemigo no tendría que ensuciarse las manos para sacarlo, ya que él mismo colapsaría.

"Tendré que arriesgarme a sufrir una gran lesión y casi morir por matarlo..." Wang Baole pensó seriamente y sopesó sus opciones. Rápidamente recuperó una pastilla y se la tragó. Luego, con gran pesar, desapareció en las profundidades del bosque.

En el bosque, detrás de él, estaba el Zhou Fei de rostro pálido que se retiraba apresuradamente. Se dio cuenta de que Wang Baole no había continuado su búsqueda y comenzó a rechinar los dientes. En realidad, a pesar de sus graves heridas, su retirada anterior había sido una trampa. Tenía la intención de atraerlo para que lo persiguiera y usar eso como una oportunidad para relanzar un ataque contra Wang Baole.

Incluso había ensayado en su cabeza cómo contraatacaría mientras se retiraba. Sin embargo, Wang Baole no lo había seguido.

"¡El bastardo es astuto!" Zhou Fei se limpió la sangre de la boca. Reguló su respiración y levantó la mano para tocar el corte en su frente. Su corazón latía rápidamente mientras miraba la mancha azul en su brazo derecho.

Era como un veneno terrible que solo podía usar su cultivo para suprimir pero no disipar por completo. Su brazo estaba entumecido y helado al tacto, eso aterrorizó a Zhou Fei.

Pensar que él, un cultivador del Reino Establecimiento de la Base en etapa intermedia, había sufrido tan terriblemente a manos de un cultivador del Reino Aliento Verdadero perfeccionado. Ni siquiera logró matar a este último. No pudo apagar la furia en su corazón. Sin embargo, pronto apareció en sus ojos un hambre sin precedentes y su respiración se volvió irregular.

"¡De hecho tiene un Armamento darmico!" Zhou Fei se emocionó cada vez más al recordar la batalla anterior. Conocía demasiado bien la rareza y el valor de un armamento darmico. Incluso él solo tenía un Tesoro Numinoso de sexto grado. Había estado hambriento de un Armamento darmico durante años; sin embargo, un Armamento darmico era demasiado costoso. Simplemente no podía pagar uno y, por lo tanto, no podía tener uno.

Sin embargo... un Armamento darmico había aparecido en manos de un cultivador del Reino Aliento Verdadero perfeccionado. Después de la alarma y el miedo iníciales, la sorpresa y la emoción que se apoderó de él fue indescriptible.

Fue especialmente así después de que experimentó de primera mano el poder del Armamento darmico. Mientras recordaba el terror que lo había abrumado, su hambre creció. En su opinión, el poder del Armamento darmico debe haber sido la causa de su terror.

"¡Es al menos un Armamento darmico de octavo grado!"

"¡Ahora es mío!" La emoción brilló en los ojos de Zhou Fei. Inicialmente, había perseguido a Wang Baole porque se le había encomendado la misión de silenciar a este último. Sin embargo, su objetivo había cambiado. Silenciar a Wang Baole era simplemente un objetivo secundario. Su verdadero objetivo era poseer su Armamento darmico después de matarlo.

Pensó en cómo, con el Armamento darmico, incluso podría mantenerse firme contra un cultivador perfeccionado del Reino Establecimiento de la Base hasta cierto punto, y se emocionó aún más. Sin embargo, la sensación helada de adormecimiento en la mancha azul de su brazo derecho y la sangre en su frente lo hicieron muy consciente de lo difícil que era Wang Baole como enemigo. Entrecerró los ojos, levantó la mano derecha, sacó una perla redonda y la hizo añicos. En un instante, un espeso humo negro se elevó hacia el cielo.

Pronto, varias sombras corrieron desde los cuatro rincones del bosque hacia él. Eran la docena restante de cultivadores del Reino Aliento Verdadero perfeccionados del Clan Celestial de la Quinta Generación.

Aparecieron y vieron al despeinado Zhou Fei, y todos se alarmaron instantáneamente. Sin embargo, no se atrevieron a cuestionar a Zhou Fei.

–Wang Baole ha resultado gravemente herido. Todos ustedes deben ir tras él. Buscaré una recompensa para el que lo mate. ¡Obtendrás veinte fragmentos y podrás avanzar al Reino Establecimiento de la Base de inmediato! – Zhou Fei habló lentamente. Cuando el resto escuchó lo que había dicho, su respiración se aceleró y sus rostros se sonrojaron de inmediato. Siguieron sus órdenes y comenzaron su persecución en la dirección que les había señalado Zhou Fei.

Zhou Fei lo siguió. Miró a la docena de cultivadores frente a él, el desprecio y la indiferencia escondidos en lo profundo de su mirada.

Su único propósito era desgastar a Wang Baole. Si pudieran obligar a Wang Baole a usar el Armamento darmico nuevamente, sería aún mejor.

Con ellos desgastando a Wang Baole, podría matar a este último más fácilmente y poner sus manos en el Armamento darmico. Si el resto no pereciera en la batalla y se enterara de su posesión del Armamento darmico, simplemente podría matarlos y silenciarlos. Sus muertes estarían en la cabeza de Wang Baole. El plan fue perfecto.

Al pensarlo, la codicia y la emoción en los ojos de Zhou Fei brillaron más intensamente. Junto al resto, desapareció en las profundidades del bosque.

En lo profundo del bosque, Wang Baole estaba muy mal herido y respiraba con dificultad. La lesión más grave provino de la reacción violenta por usar el Armamento darmico. Si no hubiera poseído meridianos espirituales al cien por ciento y hubiera practicado el Arte de la Compresión que la Pequeña Señorita le había enseñado, lo que resultó en que su cultivo supere ampliamente el típico cultivo perfeccionado del Reino Aliento Verdadero, la reacción habría sido aún peor.

Afortunadamente, su comprensión del Rastro de Niebla Mística superó en gran medida a la de una persona común. En su búsqueda continua y su viaje hacia adelante, las raras volutas de niebla iníciales se hicieron más numerosas a medida que se aventuraba más en la dirección que había tomado. Fue entonces cuando vio, en el campo de visión de los mosquitos que estaban dispersos a su alrededor, a los cultivadores del Reino Aliento Verdadero perfeccionados del Clan Celestial de la Quinta Generación.

"¡Simplemente no saben cuándo dejarlo!" Wang Baole frunció el ceño. Los ignoró y aceleró el paso hasta que llegó al centro de la región donde se formaría el Rastro de Niebla Mística. Estudió los alrededores y se dio la vuelta de repente. En lugar de seguir corriendo, levantó la mano derecha y sacó el Armamento darmico de séptimo grado, su sable. Con un movimiento del sable, trazó un círculo con un radio de cincuenta metros de ancho en el suelo.

Se quedó quieto, en medio del círculo, con Armamento darmico en la mano, y miró fríamente el bosque distante. Pronto, múltiples sombras salieron disparadas y rodearon a Wang Baole.

– ¡El que entra en este círculo muere!– Wang Baole miró fríamente a las personas que lo rodeaban. Agarró su sable, la punta de su hoja apuntando al suelo, el tono de su voz era casual.

De repente, un aura de batalla intensa surgió de su cuerpo ligeramente redondo. Un tornado negro lo rodeó, cubriendo la niebla que se acumulaba rápidamente. Dentro del tornado negro, se asomaba un feroz cocodrilo gigante.

La energía espiritual en erupción rugió y se elevó a los cielos. La muerte se cernió en el aire, y un aura fría y despiadada surgió hacia afuera con las palabras de Wang Baole. Los asaltantes pudieron sentir una caída repentina de la temperatura circundante.

Sus palabras, junto con sus ropas manchadas de sangre y su mirada helada, parecían estar imbuidas de un poder sorprendente que alarmó a todos los cultivadores que lo escucharon y los sacudió hasta el fondo. Fue como... ¡una advertencia del dios de la muerte!

Poco a poco, los cultivadores alrededor de Wang Baole comenzaron a respirar con dificultad. Todos estaban muy nerviosos y cautelosos, y no se acercaron de inmediato. El círculo, y la persona que estaba en el medio, los había sorprendido enormemente. No eran idiotas. ¡Alguien que había luchado contra Zhou Fei y sobrevivido difícilmente podría ser un debilucho!

Como resultado... en el bosque, ya sea Wang Baole en el centro de su círculo, o el grupo de cultivadores que lo rodeaban, todo gradualmente se quedó en silencio. ¡Un silencio mortal roto solo por la respiración descendió sobre el área!