A World Worth Protecting

AWWP - Capítulo 263


Capítulo 263: Destruyendo la Fundación Dao

Todo sucedió demasiado rápido. Casi en el instante en que todos los mosquitos, incluido el de color gris, fueron destruidos, un rugido ensordecedor estalló en la cueva.

Wang Baole, que se encontraba en una coyuntura crucial, habiendo integrado el ochenta por ciento con el pequeño caldero trípode, estaba extremadamente conmocionado. El fuerte rugido fue como mil truenos que explotaron en sus oídos. En el momento en que abrió los ojos, vio a la anciana, la Gran Anciana Suprema de la Secta Anochecer Galáctico, acercándose desde la abertura en la pared sobre su cabeza mientras rocas rotas caían del cielo.

La figura de la anciana tenía una fuerza tan imponente que, a los ojos de Wang Baole, era como si estuviera siendo reprimido por la fuerza combinada del cielo y la tierra. Estaba en la etapa más crucial de Fundación de Vida, y se suponía que no debía moverse ni un poco.

Todo sucedió en un abrir y cerrar de ojos. Fue tan repentino que Wang Baole no supo qué hacer, ya que todo parecía una catástrofe, formando un huracán en su cabeza.

La vibración emitida por la anciana, junto con las rocas que caían sobre Wang Baole, hicieron que su cuerpo temblara vigorosamente. Como resultado, el pequeño caldero trípode dentro de su cuerpo se desestabilizó inmediatamente. Todas las vibraciones estaban desordenadas, se volvieron caóticas desde un estado realmente perfecto y bien controlado.

Cualquier interferencia durante el proceso de Establecimiento de la Base para un cultivador del Reino Aliento Verdadero fue peligrosa. No hace falta decir que eso también se aplica a Wang Baole, cuya ubicación para el aislamiento estaba siendo destrozada por otros.

El nivel de peligro ya había superado con creces el de la Selva Estanque de Nubes y el de la Cuenca Coulomb. Después de todo, en esas dos áreas donde experimentó peligro, pudo tomar represalias de alguna manera.

Sin embargo, en ese momento, allí mismo, frente a un cultivador de la Formación del Núcleo, ¡Wang Baole estaba tan débil que no podría resistir un solo ataque!

A medida que la energía espiritual se movía de manera caótica, con su cuerpo temblando y el pequeño caldero trípode temblando por todas partes, lo único que Wang Baole experimentó fue una corriente que chocaba fuertemente dentro de su cuerpo, similar a si se tragara una perla que explota automáticamente. El estruendo ensordecedor dentro de su cuerpo y junto a sus oídos se superpuso en ese momento, lo que le hizo vomitar sangre fresca. Era como una pelota desinflada, su energía y su espíritu estaban severamente agotados.

–Iluminado...– Con sangre llenando toda su boca, Wang Baole luchó mientras trataba de recitar el sutra del Dao para asustar a la otra parte. Ese fue el único medio de resistencia que pudo pensar en la coyuntura crucial. Sin embargo, después de decir la primera palabra, su cuerpo no pudo soportar nada más. Eso se debió a que en ese momento, su cultivo estaba conectado al pequeño caldero trípode. El violento temblor y el desorden del pequeño caldero trípode era, hasta cierto punto, similar al exorcismo, de modo que a Wang Baole le era imposible recitar el sutra del Dao.

Volvió a vomitar sangre y su rostro se puso pálido. Estaba a punto de retirarse sin importarle el proceso de integración, pero en ese ambiente caótico, su cuerpo parecía un jarrón de cerámica a punto de romperse. Cada parte de su cuerpo le dolía profundamente hasta los huesos.

– ¿Una escoria parecida a un gusano como tú se atreve a arrebatar el destino de mi discípulo?– Una mirada gélida y una voz condescendiente y ronca brotaron del interior de la cueva. Los labios de la anciana se curvaron en una sonrisa fría , mirando al extremadamente golpeado Wang Baole que tenía sangre fluyendo de su boca. Ella lo miró como si fuera un gusano irritante. Después de entrar en la cueva explotada, dio un paso hacia Wang Baole.

¡Levantó la mano izquierda y agarró directamente al dantian de Wang Baole!

Al ver la llegada de la anciana y su mano derecha levantada, los ojos de Wang Baole se inyectaron en sangre cuando su visión se puso roja. Dejó escapar un grito parecido a una bestia, pero la sangre que emergió le impidió gritar en voz alta. En cambio, se transformó en locura e indignación. Quería luchar, pero todas sus tácticas eran inútiles contra un cultivador de la Formación del Núcleo.

No hace falta decir que, en su estado de locura, le resultaba difícil utilizar sus tácticas. Lo único que pudo hacer fue ver la mano derecha de la anciana presionando rápidamente su barriga con la velocidad de un trueno.

Inmediatamente, la barriga de Wang Baole explotó, su carne se desgarró. El agarre de la anciana le perforó el estómago, exponiendo sus intestinos mientras vomitaba sangre fresca.

El dolor hizo que Wang Baole se volviera loco, sus ojos se llenaron de sangre.

La anciana metió la mano directamente en el agujero que había hecho en la barriga de Wang Baole, sin tener en cuenta las heridas y el dolor de Wang Baole. Ella era como una pieza de acero insensible, agarrando con fuerza el pequeño caldero trípode que descansaba sobre el dantian de Wang Baole, ¡sin tener en cuenta su carne y sangre destrozadas!

¡La sensación era similar a la de alguien agarrando uno de sus órganos internos!

La sensación de que el órgano de uno es agarrado con fuerza por una mano que atravesó todos sus otros tejidos se transformó en una cantidad indescriptible de dolor que explotó directamente en la mente de Wang Baole, ¡lo que le hizo gritar dolorosamente!

–Lo encontré, no es demasiado tarde–. La anciana sonrió, su sonrisa venia con una sensación de indiferencia. Ahora, Wang Baole, que temblaba mucho con el sudor empapando toda su camisa, vio a la anciana como un demonio a través de sus ojos inyectados en sangre. Nunca se había sentido así antes, y sentía impotencia, locura y odio a un nivel que no podía describirse.

No se pudo salvar nada. La anciana giró su mano izquierda, que sostenía el pequeño caldero trípode, y en ese momento, Wang Baole entendió lo que significaba vivir el infierno.

Estaba indefenso y había querido llamar a la máscara negra. Sin embargo, bajo la fuerza supresora del cultivador de la Formación del Núcleo, la máscara negra permaneció en silencio e inmóvil.

Sintiendo cada gramo de dolor, Wang Baole se rió amargamente mientras intentaba activar su semilla devoradora. Sin embargo, había una diferencia tan grande entre su nivel de cultivo y el de la anciana que incluso si la semilla devoradora se moviera un poco, ¡la anciana la suprimiría!

– ¿Tratando de tomar represalias?– La anciana se burló, pateando con indiferencia a Wang Baole.

Con un fuerte golpe, una fuerza fuerte fluyó de la anciana directamente al cuerpo de Wang Baole. Wang Baole tembló vigorosamente y, mientras arrojaba sangre por la boca, ¡su cuerpo voló hacia atrás como resultado!

El pequeño caldero trípode se había integrado con su cuerpo en más del ochenta por ciento. Independientemente de si era su carne o su alma, todos ya se habían combinado, formando su Fundación Dao hasta cierto punto.

Cuando la anciana lo pateó, su cuerpo cayó hacia atrás. Inmediatamente, la anciana sacó el pequeño caldero trípode, junto con su carne y espíritu. Por la herida en su estómago, grandes cantidades de Qi Espiritual y vida se estaban filtrando. Cuando saco el pequeño caldero trípode, se pudo ver que hebras de sus meridianos y carne ya se habían enrollado alrededor de él. Cuando se quitó el pequeño caldero trípode, el cuerpo de Wang Baole se curvó hacia atrás, sus meridianos se rompieron y su carne se desgarró.

La sangre brotó sin cesar, cubriendo toda el área...

Con un fuerte «boom», Wang Baole, que había roto la cueva en el impacto y aterrizó afuera, solo pudo sentir que su visión se oscurecía. Sintió que un frío insoportable lo rodeaba, y en la oscuridad y el frío, ¡una sensación de odio que podría destruir el cielo y la tierra brotó de su interior!

Sin embargo, todo fue inútil... ¡Solo sería una pérdida de sus esfuerzos!

En ese momento, estaba convulsionando. Su ira, odio y gritos lastimosos ya se habían debilitado. Su alma, su Qi Espiritual, su todo... Todos se estaban debilitando a una velocidad asombrosa. El inmenso dolor en su cuerpo no se podía comparar con la sensación de que alguien le arrebatara su Fundación Dao con sus propias manos. Además, la sensación de que le quitaran uno de sus órganos hizo que la vida de Wang Baole se atenuara de inmediato.

¡Su Fundación Dao había sido arrebatada!

Su proceso de Establecimiento de la Base, que se había completado al ochenta por ciento, fue destruido. No solo eso, su dantian y todos sus meridianos se rompieron en un treinta por ciento bajo el tirón enérgico de la anciana. La aterradora herida en su estómago, así como los intestinos severamente dañados, empeoraron sus heridas hasta el punto de que habría muerto incluso si estuviera físicamente al nivel del Establecimiento de la Base.

Sin embargo, no importa cuán determinado estaba en sobrevivir, con su Fundación Dao siendo arrebatada y sus heridas tan graves, era imposible para él tener una oportunidad en el Establecimiento de la Base nuevamente en su vida. Dado que la base había sido destruida, su cultivo se filtraría a una velocidad tan rápida que eventualmente regresaría a un estado de plebeyo y moriría a causa de sus heridas.

Algo así había sucedido antes durante la Era de la Incepción Espiritual. Sin embargo, ¡fue la primera vez que le sucedió a un discípulo de las cuatro Universidades Dao, y a alguien como Wang Baole!

Fácilmente podría imaginarse que si el Reino Místico de la Luna no estuviera sellado, la anciana nunca se atrevería a actuar de esa manera. Sin embargo, ahora que vio que las cosas avanzaban hacia su finalización y que definitivamente habría cambios en la Federación, un simple Jefe Adjunto del Pabellón como Wang Baole era simplemente un pequeño alevín que podía destruir.

Mientras sostenía el pequeño caldero trípode manchado de sangre y buscaba la fuente del Qi espiritual dentro de él, una mirada de aprobación apareció en los ojos de la anciana. Estaba irritada por la sangre en el caldero trípode, y con un solo movimiento, la sangre se evaporó. La puso en sus brazos y miró a Wang Baole como si ya estuviera muerto.

– ¿He oído que tienes otro Armamento darmico?– Mientras hablaba, la anciana salió. Wang Baole reveló una mirada de impotencia y locura en sus ojos, mientras veía a la anciana intentar matarlo y robar su Armamento darmico.