A World Worth Protecting

AWWP - Capítulo 277


Capítulo 277: ¡Matar a Zhou Fei!

¡Dondequiera que pasara la luz de la espada, seguía la muerte!

Según lo que había dicho la Pequeña Señorita de la máscara negra, el poder de las escrituras solo tenía la intención de asustar a los demás, pero Wang Baole estaba aplicando nuevos usos a las escrituras. Estaba usando la repentina oleada de poder asombroso para crear una presencia abrumadora que infundiría miedo y asombro en los demás y desestabilizaría su aura.

Como resultado... su acercamiento fue como el descenso de la Muerte. A su paso, dejó gritos de dolor, las erupciones de Perlas de Rastro Místico y los interminables sonidos de las explosiones reverberando en el aire. Wang Baole y el otro grupo de cultivadores se separaron con una explosión repentina. El suelo estaba sembrado de una docena de cadáveres.

El resto también resultó herido. Tres cultivadores del Reino Establecimiento de la Base en etapa avanzada habían desaparecido dentro del Rastro de Niebla Mística, y los cultivadores restantes se retiraron rápidamente. Cuando miraron a Wang Baole, fue con terror en sus ojos.

Wang Baole jadeaba levemente y sus ojos brillaban intensamente. Había evaluado aproximadamente sus habilidades de combate después de enfrentarse al otro grupo en una batalla directa. Lanzó las Perlas de Rastro Místico con decisión y envió al grupo de tres cultivadores del Reino Establecimiento de la Base en etapa avanzada mientras mataba a un puñado de cultivadores.

"¡Puedo defenderme de un cultivador del Reino Establecimiento de la Base en etapa avanzada!" Wang Baole entrecerró los ojos. Ignoró a los cultivadores que se habían asustado y se habían alejado rápidamente de él. En cambio, se volvió hacia el sorprendido Zhou Fei que estaba a una distancia. Su rostro se dividió en una amplia sonrisa.

–Zhou Fei, ha pasado un tiempo–. Wang Baole se acercó a Zhou Fei mientras hablaba. El rostro de Zhou Fei estaba pálido. Se apresuró a retroceder, gritando de pánico.

–Todos, ataquemos juntos. Una vez que entre en el cráter, arruinará los planes de nuestro clan. ¡Todos tendremos que sufrir las consecuencias!

Todos dudaron cuando escucharon sus palabras. Desde que apareció Wang Baole, el alcance de su destreza en la batalla y la brutalidad que había mostrado en el corto período de tiempo los había hecho retroceder en estado de conmoción.

Había matado fácilmente a los cultivadores del Reino Establecimiento de la Base en la etapa inicial y en la etapa media. Incluso cuando habían atacado en grupo, el resultado no había cambiado. Solo los cultivadores del Reino Establecimiento de la Base en etapa avanzada representaban una apariencia de amenaza para él. Sin embargo, tenía la extraña habilidad de teletransportarlos.

¡Con tales medios, Wang Baole se había vuelto invencible en todo el Reino Místico de la Luna!

Mientras que los demás permanecieron arraigados en la indecisión después de que Zhou Fei les gritara, Wang Baole se movió de inmediato. Con un repentino estallido de velocidad, dejó una silueta borrosa de sí mismo donde había estado. El cuero cabelludo de Zhou Fei se erizó por el entumecimiento, y vio con horror cómo Wang Baole apareció ante él en ese momento.

–Wang Baole, espera, escúchame. Yo...–. El corazón de Zhou Fei latía rápidamente. Empezó a suplicar. Wang Baole ignoró su súplica y agitó su mano derecha de repente. El sable brilló con un destello violento. Gritos de dolor y miedo escaparon de los labios de Zhou Fei. Su brazo derecho fue cortado de inmediato, y tan pronto como se separó de su cuerpo, ¡explotó!

Toda la sangre drenó del rostro de Zhou Fei mientras trataba de escapar con su cuerpo ensangrentado y mutilado. La desesperación y la impotencia llenaron sus ojos, y una odiosa venganza hirvió y estalló dentro de él. Sin embargo, se vino abajo ante Wang Baole. Tan pronto como dio un paso atrás, la violencia en los ojos de Wang Baole brilló. Una voz helada pasó junto al oído de Zhou Fei.

–Un brazo... es el precio que pagas por cazarme sin descanso...

–Otro brazo... para recompensarte por tu persistencia en unirte a la Secta Anochecer Galáctico para cazarme...– Tan pronto como Wang Baole dijo esas palabras, otro grito escapó de Zhou Fei. Su otro brazo había sido cortado por el sable. ¡Explotó instantáneamente!

–Ese no es el final todavía. Tu pierna... ¡es por codiciar mi Armamento darmico! – Wang Baole dijo casualmente mientras rodeaba a Zhou Fei. ¡Su mano se levantó, la espada cayó y cortó la pierna derecha de Zhou Fei!

El olor a sangre flotaba en el aire. Con un fuerte golpe, Zhou Fei cayó al suelo. Con la pérdida de ambos brazos y una pierna, no tenía forma de escapar. Su cabello se extendía sueltamente a su alrededor, temblaba y gritaba, y el terror y la desesperación absoluta colorearon sus ojos.

Los cultivadores a su alrededor jadearon al presenciar la escena. Casi todos los cultivadores del Reino Aliento Verdadero retrocedieron de inmediato. Wang Baole era como un demonio a sus ojos.

Los cultivadores del Reino Establecimiento de la Base también retrocedieron en estado de conmoción. Había de siete a ocho entre ellos cuyos ojos brillaban. No detuvieron a Wang Baole...

–Entonces tu otra pierna, porque...– Wang Baole miró a Zhou Fei. En una repentina pérdida de palabras, simplemente cortó la última extremidad.

– ¡Porque odio tus tripas!– Dijo Wang Baole. Zhou Fei abrió mucho los ojos y miró mientras el balanceo final caía sobre su cabeza y lo cortaba limpiamente. ¡Murió instantáneamente!

Tras la muerte de Zhou Fei, los siete a ocho cultivadores del Reino Establecimiento de la Base, cuyos ojos habían brillado antes, de repente formaron sellos manuales y señalaron hacia su cadáver.

El cadáver de Zhou Fei se encogió instantáneamente. Una tenue sombra se elevó de su cadáver, indistinta y borrosa, y se envolvió alrededor del Armamento darmico de Wang Baole. Comenzó a gritar en silencio. El grito silencioso formó una especie de ataque que azotó la mente de Wang Baole.

El asesinato cruzó por los ojos de los siete u ocho cultivadores, y de repente cargaron contra Wang Baole.

– ¡Muere!

En medio de un trueno ensordecedor, oleadas de hechizos e innumerables Tesoros Numinosos explotaron alrededor de Wang Baole. Agitaron una tormenta de polvo que lo envolvió.

Los gritos de sorpresa pronto resonaron dentro de las nubes de polvo. Los siete u ocho cultivadores retrocedieron apresuradamente, pero era demasiado tarde. El destello de la hoja de un sable pasó en un amplio arco. Los cultivadores fueron decapitados en el aire...

Todo sucedió demasiado rápido. Terminó antes de que nadie a su alrededor pudiera reaccionar.

Las nubes de polvo se asentaron, revelando una figura imponente que medía diez metros de altura. Al mirar más de cerca, ¡no era una persona sino una docena de marionetas entrelazadas entre sí, formando un escudo!

Las marionetas comenzaron a desintegrarse. Se derrumbaron en fragmentos, revelando dentro una docena de pantallas protectoras. Protegido detrás de las pantallas estaba Wang Baole. No había sufrido una sola herida.

Las pupilas de todos se contrajeron al verlo. La conmoción que habían estado sintiendo se intensificó, y aquellos con la intención de atacar a Wang Baole inmediatamente dejaron de lado esos pensamientos.

Wang Baole era simplemente demasiado poderoso... era fácil sentirse impotente ante una persona así en el Reino Místico de la Luna.

Wang Baole se dio la vuelta y miró fríamente a los otros cultivadores. Todavía había cultivadores del Reino Establecimiento de la Base en etapa avanzada entre ellos. Se veían extremadamente solemnes. No se retiraron y, en cambio, corrieron hacia Wang Baole.

Sus intenciones eran claras. No querían atacar. ¡Solo deseaban ser teletransportados!

No eran idiotas. Sabían que Wang Baole investigaría el cráter gigante y la responsabilidad era demasiado grande. Si sucediera algo, su clan familiar los haría responsables. Si fueran transportados por Wang Baole, la responsabilidad sobre sus hombros disminuiría considerablemente.

Wang Baole inmediatamente sintió la elección que habían hecho estos pocos cultivadores del Reino Establecimiento de la Base en etapa avanzada. Sus intenciones eran muy claras. No le causarían problemas. Él, a su vez, debería mostrar la misma cortesía. Después de todo, no se guardaban rencor...

–¡Funciona para mí también!–. Con un movimiento de su mano derecha, Wang Baole arrojó un puñado de Perlas de Rastro Místico. Las perlas explotaron en el aire y se convirtieron en niebla. Los cultivadores del Reino Establecimiento de la Base en la última etapa se congelaron momentáneamente y luego corrieron hacia la niebla. Algunos cultivadores del Reino Establecimiento de la Base en etapa intermedia también recobraron el sentido y se apresuraron a salir corriendo. Lucharon por meterse en la niebla...

Aquellos más lentos en la captación miraron aturdidos mientras la niebla se dispersaba. Miraron a Wang Baole, luego a los demás. Todos se retiraron de inmediato sin dudarlo, saliendo del área y dispersándose por los vientos.

Pronto, toda la base se quedó con Wang Baole y un suelo lleno de cadáveres. No quedó ninguna otra persona viva.

"La cantidad de personas que he matado en los últimos dos días es más que las que he matado en los últimos veinte años..." Wang Baole cerró los ojos. Estuvo en silencio durante un buen rato. Podía sentir la furiosa sed de sangre dentro de él calmarse lentamente. Abrió los ojos y miró el cráter gigante frente a él.

"¡Se debe tomar venganza!"

"Lo que los dos poderes y el árbol gigante están tratando de poner en sus manos... Lo arrebataré si puedo. Si no puedo, nadie más podrá tenerlo. ¡Lo destruiré yo mismo!" Los ojos de Wang Baole brillaron. ¡Marchó hacia el cráter y entró!

Una ola de calor surgió hacia él tan pronto como entró. Había un resplandor rojo sangre que emanaba de las profundidades del cráter. Algo parecía estar gestando en el interior. La sensación era similar a la que había sentido cuando descubrió por primera vez la fisura donde había estado el pequeño caldero trípode.

A su alrededor había señales de árboles fusionados con rocas.

Wang Baole entrecerró los ojos. Sabía que los cultivadores que encontraría dentro probablemente serían cultivadores del Reino Formación del Núcleo. ¡Con un giro de la palma de la mano, sacó un puñado de Perlas de Rastro Místico y entró corriendo!