A World Worth Protecting

AWWP - Capítulo 298


Capítulo 298: El nuevo maestro de armamento darmico

Mientras Wang Baole todavía estaba temblando de miedo por sus diversas ventas de títeres y preocupado por si la Orden Disciplinaria de la Colonia lo llamaría para tomar una taza de té, su carrera como profesor sustituto llegó a su fin. Había llegado el nuevo maestro de Armamento darmico.

Wang Baole se sorprendió y complació cuando tomó el archivo y leyó sobre el nuevo maestro de Armamento darmico.

"Un rostro familiar en una tierra extranjera de hecho". Wang Baole suspiró. Deliberó por un tiempo antes de hacer arreglos para que alguien recibiera al nuevo maestro en las puertas de la escuela. Le indicó a la persona que le trajera al nuevo maestro cuando llegara.

El nuevo maestro de Armamento darmico llegó en el lapso de tiempo que Wang Baole tardó en terminar algunas bolsas de papas fritas... Cuando escuchó los golpes en la puerta de su oficina, Wang Baole se levantó y caminó hacia el mapa que colgaba en su habitación. Estaba de espaldas a la puerta y hablaba con frialdad.

–Entra...

El nuevo maestro de Armamento darmico tenía una expresión desagradable en su rostro cuando llamó a la puerta. Oyó una voz en la habitación, vaciló y luego abrió la puerta. Cuando vio la espalda de Wang Baole, su rostro se ensombreció. Se sentía muy incómodo. La incomodidad surgió y se elevó como ondas en su estómago. Sin embargo, no tenía elección. Mordió la bala y apretó los puños, saludando a Wang Baole.

–Vicedecano Wang... ¡por favor acepte los saludos de Lin Tianhao!

¡El nuevo maestro de Armamento darmico era Lin Tianhao!

Las frustraciones que Lin Tianhao tenía dentro de él habían llegado a un punto de inflexión. Si hubiera sabido que Wang Baole estaba aquí, no habría elegido venir a este lugar. Pero ya era demasiado tarde cuando finalmente se enteró. Se habían emitido las órdenes y su nombramiento había sido algo por lo que su padre había pagado muy caro. Resignado a su destino, Lin Tianhao no tuvo más remedio que aparecer.

Mientras las frustraciones hervían dentro de Lin Tianhao, Wang Baole permaneció de espaldas al primero y habló.

–Tianhao, ven...

Lin Tianhao se sintió incómodo al escuchar cómo Wang Baole se dirigía a él, pero no había nada que pudiera hacer al respecto. Suspiró para sus adentros y, con el ceño fruncido, caminó hacia Wang Baole. Se paró junto a este último.

Wang Baole lo miró y no dijo nada. Continuó mirando el mapa.

Se hizo el silencio y pasó media hora. Independientemente de lo infeliz que se sintiera Lin Tianhao, todavía sentía que algo andaba mal. Vio dónde estaba parado en relación con Wang Baole y recordó las enseñanzas de su padre. Se dio cuenta de que estaba parado en el lugar equivocado.

Si hubiera sido alguien más el vicedecano, Lin Tianhao no habría cometido el mismo error. Sus sentimientos hacia Wang Baole eran simplemente demasiado complejos. Había exasperación y una sensación de impotencia, así como falta de voluntad para admitir la derrota. Estaba desgarrado, pero, después de un largo momento, suspiró por dentro y dio un paso atrás.

Tan pronto como hizo eso, el rostro de Wang Baole se ensanchó en una sonrisa brillante. Se volvió y se rió, luego habló con gran entusiasmo.

– ¡Tianhao, bienvenido a la Academia Niebla de la Montaña Dao!

Wang Baole llevó a Lin Tianhao a sentarse con él en el sofá. Su sonrisa permaneció en su rostro y sus ojos brillaban con ánimo. Vio como Lin Tianhao tomaba asiento, luego sonrió y habló.

–Nuestra Academia Niebla de la Montaña Dao tiene una gran responsabilidad. Nuestra misión es preparar a la generación para Marte y para la Federación. La educación sobre armamento darmico es especialmente importante, pero puedo dejar de lado mis preocupaciones ahora que estás aquí. Tus responsabilidades son geniales, necesitaré que trabajes muy duro.

–... Vicedecano Wang, haré lo mejor que pueda–. Lin Tianhao todavía no estaba acostumbrado a la relación superior-subordinado que ahora tenía con Wang Baole, así como a la forma en que se hablaban entre sí. No se atrevió a animarse y sus frustraciones internas crecieron.

– ¿Hacer tu mejor esfuerzo? Tianhao, ya no eres un estudiante de la Universidad Dao Etéreo. Ahora eres profesor. Eres la vela cuya luz iluminará el mundo de tus alumnos. No es suficiente que hagas tu mejor esfuerzo. Debes darlo todo. ¡Debes transmitir todo lo que sabes y entiendes sobre los Armamentos darmicos a estos niños! – Al final de su discurso, Wang Baole tenía una expresión seria y feroz en su rostro. Lanzó una mirada hacia Lin Tianhao, cuyo trasero permanecía firmemente sentado en el sofá.

Lin Tianhao respiró hondo. Enderezó la espalda, asintió con la cabeza y estaba a punto de hablar cuando Wang Baole de repente le dio una palmada en el hombro y dijo casualmente.

–Tianhao, nos conocemos desde hace años. Puede que hayamos tenido algunas tensiones en el pasado, pero ya me conoce, siempre he sido una persona alegre y tranquila. Nunca guardo rencor. Así que no te preocupes, realmente no guardo rencores, no guardo rencores en absoluto –. Cada vez que Wang Baole mencionaba la palabra «rencores», le daba una palmada en el hombro a Lin Tianhao una vez. Lo mencionó tres veces y le dio tres palmaditas a Lin Tianhao.

Esto era algo que había aprendido del árbol gigante. Lo usó en Lin Tianhao porque quería que Lin Tianhao se rindiera ante él. Quería hacer de Lin Tianhao su leal subordinado y seguidor. De esta forma, ya no estaría solo en la colonia marciana.

Esta técnica que había aprendido del árbol gigante realmente funcionó. Las frustraciones de Lin Tianhao se transformaron en ansiedad e incertidumbre cuando recordó las despiadadas payasadas de Wang Baole y lanzó un suspiro gigante en su corazón.

Si hubiera sido cualquier otra persona, podría haber hecho uso de sus conexiones familiares, pero Wang Baole, a pesar de sus orígenes familiares de plebeyo, estaba respaldado por personas tan impresionantes como su propia familia. Habiendo estado en la misma universidad que Wang Baole, estaba profundamente consciente del hecho. Incluso todavía creía firmemente que Wang Baole tenía un misterioso padrino que lo apoyaba, ya que nada más podía explicar cómo había logrado escapar ileso tantas veces.

Pensó en cómo iba a ser su subordinado durante unos años. Sin poder cambiar su destino, Lin Tianhao se movió hacia adelante y sacó la mitad de su trasero del sofá. Apretó los dientes y mordió la bala. Por primera vez en su vida, sacó un brazalete de almacenamiento y lo colocó con cuidado a un lado.

–Vicedecano Wang... Esto es solo una pequeña muestra. Por favor acéptalo...

La sonrisa en el rostro de Wang Baole se hizo más amplia al presenciar el cambio en la actitud de Lin Tianhao. Recordó su vida universitaria por un tiempo antes de terminar la conversación. Antes de recoger la taza de té y despedirlo, Wang Baole consiguió que Lin Tianhao se llevara su pulsera de almacenamiento. Sus ojos eran serios mientras hablaba seriamente con Lin Tianhao.

–Tianhao, tú y yo somos compañeros de la Universidad, no hay necesidad de esto. Lo que pasó entre nosotros pasó cuando todavía éramos jóvenes y exaltados. Todo se ha resuelto durante el banquete de frutas del Señor de la Ciudad Li. No se sienta agobiado por esto. ¡Espero que tú y yo podamos llevar la Academia Niebla de la Montaña Dao al nivel y que ambos no fallemos en los deberes que se nos han asignado!

Las palabras de Wang Baole sonaron sinceras y conmovieron a Lin Tianhao. Miró a Wang Baole durante mucho tiempo antes de guardar el brazalete de almacenamiento. Luego, ahuecó los puños y se inclinó profundamente.

– ¡Haré mi mejor esfuerzo!– Lin Tianhao se fue después de hablar con Wang Baole. Este era su primer día en la escuela y todavía tenía muchas cosas que atender. Wang Baole observó la espalda de Lin Tianhao retirarse de la habitación y desaparecer detrás de la puerta. Fue entonces cuando dejó su taza de té, sacó una botella de Agua Espíritu de Hielo y tomó un gran trago. Estaba muy complacido.

"No hay necesidad de apresurarse para asegurar la lealtad de Lin Tianhao. Tomaré las cosas paso a paso..." Ante ese pensamiento, Wang Baole concluyó que, a pesar de la presencia del árbol gigante, la vida en Marte no estaba exenta de placeres y emoción. Había aumentado su patrimonio neto y se había convertido en el superior de Lin Tianhao. Ambos lo hicieron increíblemente feliz.

Tarareó una pequeña melodía y estaba a punto de abrir una bolsa de papas fritas cuando el timbre de su anillo de transmisión de voz vibró de repente. Bajó la cabeza y echó un vistazo. Lo que vio lo sorprendió.

"¿Li Yi?" Wang Baole tenía una mirada de incredulidad en su rostro. Activó su anillo de transmisión de voz y la voz de Li Yi sonó de inmediato en su oído. Sonaba tranquila y un poco cansada.

–Wang Baole, sé que estás en Marte. También me enviaron a Marte...

–No había pensado mucho en eso antes de graduarme, pero después de graduarme y unirme a la Federación, me cansé tanto... Pensé en nuestro pasado y en toda la infelicidad que sentía por ti. Todos son emociones fugaces. ¿Por qué deberíamos estar obsesionados con estas cosas?

–Aún nos queda un largo camino por recorrer. Quiero resolver los conflictos entre nosotros. ¿Tienes tiempo? Me gustaría invitarte a comer.

Wang Baole estaba un poco confundido. Esta transmisión de voz de Li Yi fue demasiado repentina e inesperada. No solo lo encontró incrédulo, sino que también comenzó a encontrarlo sospechoso. Tenía la firme creencia de que Li Yi era una persona mezquina y vengativa que amaba sus rencores. ¿Por qué de repente diría algo así?

– ¿Te han secuestrado? ¿Mis enemigos hicieron eso? Eso no está bien. Mis enemigos no te secuestrarían. No eres Li Yi. Dime, ¿quién diablos eres tú?

En ese momento exacto, dentro de la Zona Dieciocho de la Ciudad Colonia Marciana, dentro del edificio de oficinas del Vicegobernador de la Ciudad Marciana, Li Yi se sentó dentro de una oficina. Rechinó los dientes mientras escuchaba la voz de Wang Baole en el anillo de transmisión de voz. Después de inhalar unas cuantas respiraciones profundas, volvió a hablar en voz baja, tratando de parecer cansada y agotada.

–Wang Baole, has entendido mal mis intenciones. YO...

Wang Baole terminó la transmisión abruptamente incluso antes de que pudiera terminar de hablar. Se quedó mirando el anillo de transmisión de voz en su mano antes de golpear violentamente su escritorio.

– ¡Ese idiota! ¿Cómo se atreve a colgarme? –, Li Yi estaba furiosa. Su pecho palpitaba de ira, y rechinaba los dientes, la determinación brillaba en sus ojos.

–Estaba dudando hace un rato. Ahora he tomado una decisión. ¡Va a ser él! ¡Lo usaré como objetivo para dominar mi arte místico! –. Li Yi inhaló profundamente. La razón por la que había buscado a Wang Baole en busca de reconciliación era que había obtenido un misterioso arte místico. El requisito previo para dominarlo era extremadamente extraño. Necesitaba que se enamorara de la persona que más odiaba y luego romper su relación romántica. Esa era la única forma de dominarlo.

¡Se llamaba el arte del sauce sin corazón!

El arte místico no era algo que se encontrara en los registros de la Universidad Dao Ciervo Blanco, sino algo que el vicegobernador le había dado después de que ella llegó a Marte y fue nombrada su secretaria.

Incluso se puso en contacto en secreto con la universidad y les informó sobre el arte místico. ¡Los escalones superiores de la Universidad Dao Ciervo Blanco se sorprendieron y le dijeron que siguiera adelante y lo dominara!

Por eso podía dejar de lado sus preocupaciones y concentrarse en practicar el arte místico. Pensó largo y tendido. Había pocas personas a las que no pudiera soportar, pero entre ellas había un hombre al que más despreciaba: Wang Baole.