A World Worth Protecting

AWWP - Capítulo 30


**Capítulo 30: ¡Solicitud de la prueba!**

Un grito agudo, que contenía un dolor indescriptible, resonó. Claramente, Wang Baole había doblado las articulaciones con una fuerza considerable debido a su ira. Aunque se había retenido un poco y no había roto la muñeca del inspector, el dolor insoportable de tener una articulación torcida hizo que el joven se desmayara.

– ¡Cómo te atreves!

–Wang Baole, estás violando las Reglas 2 y 4 de la universidad. ¡Te resististe al arresto e incluso te involucraste en un asalto!

– ¡Atrápalo!

Los otros inspectores vestidos de negro estaban alarmados y furiosos. Se creían por encima de la ley y nunca se habían encontrado con tal situación. Inmediatamente liberaron su cultivo y, mientras cargaban hacia Wang Baole, rugieron con una voz de reprensión.

Esta escena captó la atención de todos los que estaban cerca. Abrieron mucho los ojos mientras jadeaban.

–Este Wang Baole... ¡en realidad se atrevió a atacar a los inspectores!

–Cielos, eso no tiene precedentes. ¡Esto va a ser enorme!

Mientras todos se tambaleaban asombrados, los inspectores del Departamento de Disciplina de la Universidad acusaron furiosamente a Wang Baole. Sus niveles de cultivo eran todos desiguales. El más débil estaba en el reino Qi de Sangre, y el más fuerte estaba en el reino Sello Físico.

Después de todo, para convertirse en el secuaz de confianza del Prefecto Principal del Salón de las Piedras Espirituales, sus niveles de cultivo no podrían ser demasiado débiles, incluso si también fueran estudiantes de la facultad de Armamento Darmico. Especialmente con la ventaja numérica y su creencia de que estaban haciendo cumplir las reglas de la universidad, se volvieron más prepotentes a medida que corrían hacia Wang Baole.

–Cuando atacas, se llama hacer cumplir las reglas. Lo correcto y lo incorrecto están determinados por lo que dices. Todo lo que hice fue esquivar, y se convirtió en resistencia al arresto. Todo lo que hice fue bloquear una muñeca y me añadieron otra carga. Departamento de Disciplina de la Universidad, ¡bien hecho! ¡A partir de esto, puedo ver que su prefecto principal no debe haberles disciplinado a todos y ha tolerado sus acciones! –. Wang Baole también estaba furioso. Su llegada fue claramente anormal. Aunque no sabía la razón, sabía que lo estaban haciendo a propósito.

– ¿Cómo te atreves a pensar en elevarte por encima de nosotros? ¡No estás calificado!

–Qué lengua tan afilada. ¡Veamos si puedes quedarte así una vez que estés dentro del Departamento de Disciplina de la Universidad! –. Los inspectores vestidos de negro se enfurecieron cuando escucharon eso. A sus ojos, el arresto de Wang Baole ya no era una misión que les entregó el Prefecto Principal. ¡En cambio, querían que Wang Baole supiera cuán formidable era su Departamento de Disciplina Universitaria!

Mientras gruñían, los inspectores vestidos de negro se le acercaron.

Si esto fuera en otro momento, Wang Baole podría haber encontrado otras formas de manejar la situación, pero ahora, ya se consideraba un Prefecto casi-jefe. Todo lo que necesitaba hacer era tomar una prueba para convertirse inmediatamente en su superior.

Esto lo dejó intolerante con sus acciones. En el momento en que los inspectores vestidos de negro se acercaron, resopló fríamente y dio un paso adelante.

–Dado que su prefecto principal no lo está disciplinando, haré los honores–. En el momento en que Wang Baole dijo eso, se aceleró tremendamente. Levantó la mano derecha mientras agarraba el dedo de una persona y lo doblaba sin piedad. El crujido fue inmediatamente ahogado por un grito agudo. Levantó el pie derecho para patearlo. Girando su cuerpo, agarró la muñeca de otra persona y torció la articulación.

Los gritos agudos resonaron cuando Wang Baole se fue, esquivando los ataques combinados de tres personas. Apretó el puño y emanó los poderes de su reino Sello Físico. Después de golpear con su puño, su cuerpo parecía enviar una patada casualmente, aterrizando en la entrepierna de otra persona.

Su cuerpo no se detuvo, y cuando caminó hacia adelante, comenzó a usar su técnica de torsión. Inmediatamente, todos los inspectores vestidos de negro a su lado lloraron como si no pudieran encontrar su equilibrio.

Todo esto sucedió demasiado rápido. La figura de Wang Baole parecía agua corriente mientras atravesaba a los más de diez inspectores vestidos de negro. Gritos trágicos estallaron cuando los gritos agudos se extendieron por todas partes.

Pronto, Wang Baole se detuvo. Todos los inspectores vestidos de negro a su alrededor habían caído al suelo. Se estaban agarrando las muñecas, los dedos o las entrepiernas. Todos gritaban.

Sus cuerpos estaban empapados en sudor, y cuando miraron a Wang Baole, su furia tenía un carácter salvaje.

–Wang Baole, ¡definitivamente serás expulsado!

–Wang Baole, ya le informé al Prefecto Principal. ¡Has cometido una violación grave!

El grupo rugió enojado. Mientras tanto, en la cima de la montaña de la facultad Armamento Darmico, en una región donde había un rico Qi Espiritual, había una cueva que parecía más majestuosa que la residencia de Wang Baole. Dentro de la morada de la cueva había un joven vestido con la túnica púrpura del Prefecto Principal. Tenía una apariencia promedio, y su cara estaba un poco pecosa. Él sostenía una Piedra Espiritual y estaba completamente enfocado en tallar una inscripción en ella.

Parecía que no podía desviar la atención, pero en ese momento, su anillo de transmisión de voz vibró. Esto afectó de inmediato al joven cuando su palma se perdió y arruinó la inscripción. Con una explosión, la Piedra Espiritual se hizo añicos y se convirtió en polvo.

– ¡Maldita sea! – El joven levantó la vista de repente, sus ojos estaban llenos de disgusto. No era otro más que el Prefecto Principal del Salón de las Piedras Espirituales, Jiang Lin. Su anillo de transmisión de voz era exclusivo del Departamento de Disciplina de la Universidad. Por lo general, los inspectores debajo de él sabían de sus hábitos. La mayoría de ellos le informarían fuera de la puerta. Muy pocos de ellos le enviaron transmisiones de voz.

Ahora, un extraño había usado el anillo de transmisión de voz e hizo que su inscripción fallara de inmediato. Esto dejó a Jiang Lin malhumorado, y justo cuando estaba a punto de sacar el anillo de transmisión de voz para maldecir, escuchó la voz que se lamentaba. Sus ojos revelaron una mirada de rabia.

– ¿Wang Baole? Entonces, ¿qué pasa si es un recluta especial? –. Él resopló con frialdad y salió de su cueva inmediatamente. Hacia las personas que se atrevieron a desafiar a su Departamento de Disciplina Universitaria, su modus operandi habitual era derribarlos rápidamente.

Mientras tanto, la multitud que estaba prestando atención al asunto en el pequeño camino hacia el Salón de las Piedras Espirituales, estaban conmocionados, boquiabiertos. Estaban asombrados de que Wang Baole hubiera tomado represalias. Algunos incluso reconocieron de inmediato que se trataba de una técnica de torsión que recientemente había sido tendencia en la Universidad Dao.

Como era tendencia, la mayoría de las personas no hicieron demasiadas conexiones. Además, todavía estaban conmocionados por el brutal asalto de Wang Baole al Departamento de Disciplina de la Universidad. Simultáneamente, no pudieron evitar sentirse complacidos. Muchos de ellos habían acumulado ira hacia el Departamento de Disciplina de la Universidad. Sin embargo, tenían miedo de cualquier venganza que pudiera ocurrirles, así que no se atrevieron a animarlo y solo pudieron exclamar.

– ¡Cielos! De hecho, se atrevió a golpear a un grupo de personas del Departamento de Disciplina de la Universidad...

–Las consecuencias de vencer al Departamento de Disciplina de la Universidad son extremadamente severas. ¿Está loco Wang Baole?

Mientras la multitud discutía mientras los más de diez inspectores vestidos de negro miraban ferozmente, Wang Baole se mantuvo sereno mientras caminaba hacia el Salón de las Piedras Espirituales. Para otros, su asalto al Departamento de Disciplina de la Universidad fue un asunto severo, pero para él, la solución fue muy simple.

Convertirse en Prefecto Principal fue suficiente.

Con este pensamiento en mente, un destello brilló en los ojos de Wang Baole. Dio unos pasos rápidos y llegó al Salón de las Piedras Espirituales.

No había clases, y aunque había estudiantes fuera de la sala de conferencias, no había mucha gente. La llegada de Wang Baole atrajo su atención, pero las noticias de afuera no les habían llegado. ¡Cuando se enteraron del asalto, la figura de Wang Baole ya había entrado en la sala de conferencias, desapareciendo de su vista!

De pie junto a la tribuna, frente al gigantesco muro de piedra azul, los ojos de Wang Baole emitieron un destello de anticipación. Sacó su ficha de identidad de jade y la presionó contra la pared de piedra directamente. Él dijo solemnemente: –Estudiante Wang Baole. ¡Solicitud para la Prueba de Piedras Espirituales!

En el momento en que Wang Baole dijo esas palabras, el pilar de piedra azul inmediatamente emitió luz, que rápidamente se reunió dentro de la ficha de identidad de jade de Wang Baole. Con una voz majestuosa, el muro de piedra dijo: – ¡Permitido!

Wang Baole respiró hondo y se sentó con las piernas cruzadas. Sacó una piedra vacía y, sosteniéndola en la mano, inmediatamente comenzó a refinar la piedra Espiritual. Qi Espiritual instantáneamente surgió sin sentido hacia él mientras sus ojos brillaban. La piedra vacía en su mano rápidamente se volvió resplandeciente, y en un abrir y cerrar de ojos, ¡había alcanzado un 60% de pureza y se estaba volviendo constantemente más pura!

Mientras tanto, el Prefecto Principal del Salón de las Piedras Espirituales, Jiang Lin, el joven pecoso, había guiado a docenas de inspectores vestidos de negro al camino donde Wang Baole había lanzado su asalto. Su aparición dejó a la multitud circundante en silencio. También entusiasmó a los inspectores vestidos de negro que habían sido golpeados.

–Prefecto principal, que Wang Baole ha ido en dirección al Salón de las Piedras Espirituales. ¡Se ha ido por la borda!

–Wang Baole ha violado las reglas de la universidad segunda, tercera, cuarta y séptima. ¡Prefecto principal, por favor administre justicia para nosotros!

Cuando vio a sus subordinados en un estado tan miserable, la ira en los ojos de Jiang Lin se volvió más intensa. No dijo nada más que un ligero comentario.

–Un estudiante tan indignante e irracional no tiene derecho a continuar como estudiante de nuestra Universidad Dao Etéreo–. Dicho esto, caminó hacia el Salón de las Piedras Espirituales con docenas de inspectores vestidos de negro detrás de él. Todos estaban furiosos mientras ayudaban a sus compañeros, y el séquito pisoteó furiosamente hacia el Salón de las Piedras Espirituales.

La multitud se alarmó cuando la noticia se extendió rápidamente mientras los seguían de cerca.

En ese momento, con los cambios en la situación, la noticia del asalto de Wang Baole se extendió rápidamente. Del mismo modo, las noticias se difundieron rápidamente en la Internet del Espíritu. No solo atrajo la atención de las otras facultades, el número de hilos de discusión y el alboroto en realidad aumentaron constantemente.

Se iluminaron los ojos de Pequeño Daoista, que era un aficionado a la transmisión en vivo. Se apresuró directamente hacia la facultad de Armamento Darmico de su facultad de Trampas.

El pequeño Daoista estaba extremadamente emocionado. Mientras corría hacia el Pico de Armamento Darmico, rugió en su dispositivo de grabación: –Chicos, todos ustedes deben haber oído hablar de la situación entre Wang Baole y el Departamento de Disciplina de la Universidad. Mientras alguien regale un cohete, correré el riesgo de volver a acercarme a Wang Baole. ¡Arriesgaré mi vida por esta transmisión en vivo!

La dirección en la que se dirigía Wang Baole había sido expuesta por alguien. Hubo personas que incluso habían entrado al salón y transmitieron escenas de lo que vieron. La noticia de que Wang Baole tomó la prueba de pureza de Piedras Espirituales estalló como una tormenta.

– ¿De verdad? ¿Wang Baole fue a hacer la prueba después de su asalto?

– ¿Qué está pensando? ¿Él... cree que puede convertirse en Prefecto Principal? Jaja, ¿cómo es eso posible?

–Eso no puede ser... ¿convertirse en prefecto principal? – Aquellos que lograron inscribirse en la Universidad Dao Etéreo tenían un cierto nivel de inteligencia. Alguien rápidamente descubrió la respuesta, pero esta respuesta le dio un susto a la persona que se le ocurrió. La persona se llenó de incredulidad y conmoción, encontrando el asunto ridículo.

A medida que más y más personas corrían al Pico de Armamento Darmico, el prefecto principal Jiang Lin había llegado fuera del Salón de las Piedras Espirituales. Alguien a su lado vigilaba atentamente la Internet del Espíritu, murmurando ante él la especulación que estaba a la deriva.

– ¿Quiere ser prefecto principal? Es solo un simple estudiante de primer año. Está lejos de ser calificado –. Jiang Lin se rio cuando escuchó la noticia. Sus ojos tenían una mirada despectiva y no parecía importarle en absoluto.

Las docenas de inspectores detrás de él se burlaron abiertamente.

–Solo está intentando tomar medidas desesperadas. ¡No importa lo que intente, no hay forma de que pueda escapar de su destino condenado!

– ¿Cómo se atrevió a vencer a la gente de nuestro Departamento de Disciplina Universitaria? ¡No es culpa de nadie más que de él mismo que este Wang Baole corteje la muerte!

–Veamos qué pasa en un momento. Veamos si Wang Baole todavía se atreve a actuar con tanta arrogancia como antes. ¿No le ganó a alguien? ¡Quiero saber si suplicará piedad una vez que salga!

Al escuchar los comentarios de sus subordinados, Jiang Lin miró el Salón de las Piedras Espirituales. El desprecio en sus ojos se volvió más intenso. ¡Sin detenerse, dirigió a más inspectores del Departamento de Disciplina de la Universidad hacia el Salón de las Piedras Espirituales!

Cuando se acercaron a la sala, los inspectores sacaron sus respectivas armas y revelaron feroces miradas como si fueran una nube oscura que se avecina. Esto dejó a la multitud tan asustada que no se atrevieron a acercarse. Incluso respiraron con cuidado.