A World Worth Protecting

AWWP - Capítulo 309


Capítulo 309: ¡Una transformación repentina!

Li Wuchen también se sorprendió al ver al grupo de gordos. La confusión se apoderó de él. Había visto el aspecto de Wang Baole cuando ambos estaban en la universidad. Miró a los gordos que tenía delante y de repente pensó que podría estar alucinando. Creyó ver un centenar de Wang Baoles cargando contra él.

Su respiración se volvió irregular, pero se recuperó rápidamente de su conmoción inicial. Su rostro se oscureció y apretó los dientes con ansiedad. Vio cómo algunos de sus alumnos se habían retirado, alarmados por la contundente presencia del oponente. Algunos de ellos incluso jadearon de terror, lo que hizo que la expresión de su rostro se oscureciera. Él los miró de inmediato, lo que finalmente impidió que los aterrorizados estudiantes dieran un paso atrás. Detuvieron sus exclamaciones de conmoción y miedo.

Sin embargo, no pudieron controlar la incertidumbre en sus corazones. Miraron a Jin Duozhi y a los otros estudiantes de la Academia Niebla de la Montaña Dao, a sus fuertes y musculosas constituciones, y comenzaron a temblar por dentro...

Los dos comentaristas se sintieron confundidos por el repentino grupo de gordos que se había lanzado hacia ellos. Era como si hubieran compensado en exceso su dieta de vitaminas y suplementos de hierbas. Eran robustos como caballos de granja. Nunca, en su imaginación más salvaje, los dos comentaristas podrían haber esperado que la Academia Niebla de la Montaña Dao apareciera de esa manera.

Cada uno de esos gordos alzó la barbilla con arrogancia y gran orgullo, exudando un aire de superioridad e invencibilidad. Los dos comentaristas se quedaron sin palabras. Finalmente, la comentarista respiró hondo y luchó por decir algunas palabras.

–Los estudiantes de la Academia Niebla de la Montaña Dao tienen una presencia fuerte y contundente. Su físico robusto y firme es asombroso. Parecen confiados. Parecen seguros de su victoria hoy... –. Mientras hablaba, vio a Wang Baole saliendo de los pasillos del lado de la Academia Niebla de la Montaña Dao. Su apariencia era como un salvador descendiendo de los cielos, algo más de lo que hablar. Volvió a hablar apresuradamente.

–El líder del equipo de la Academia Niebla de la Montaña Dao también es su vicedecano. Creo que su nombre es familiar para todos. Él es... ¡Wang Baole!

Wang Baole infló el pecho y salió tranquilamente. Cuando apareció, Jin Duozhi y los otros estudiantes comenzaron a vitorear en voz alta.

– ¡Saluden a nuestro poderoso decano!

– ¡Nuestro decano es invencible! ¡Li Wuchen perderá!

Los vítores ahogaron la voz del comentarista una vez más. Ambos comentaristas parecían avergonzados mientras intentaban seguir hablando, pero no esperaban que Wang Baole sacara un gran megáfono de repente. Se quedó allí y empezó a hablar por el megáfono. Su voz, aumentada por el instrumento, era muchas veces más fuerte que las voces de los comentaristas, y resonó por todo el estadio.

–Dejemos de hablar inútilmente y comencemos la pelea. Academia Niebla de la Montaña Dao, enséñame lo que tienes. Para esta batalla, no nos detendremos ante nada más que...

– ¡Victoria!– Los cien estudiantes, incluido Jin Duozhi, rugieron a todo pulmón. Sus venas se hincharon en sus frentes, y la energía dentro de sus cuerpos estalló repentinamente en el mismo momento.

Solo cinco estudiantes concursantes de la Academia Niebla de la Montaña Dao habían alcanzado el nivel de Enriquecimiento de Pulso, los que alcanzaron la etapa de Sello Físico eran treinta y uno, y los estudiantes restantes estaban en la etapa de Qi de Sangre perfeccionado. En ese momento, cuando dejaron escapar un rugido atronador, el cultivo de los estudiantes restantes de repente recibió un impulso de su fuerte ovación. ¡Su cultivo se abrió paso en ese instante y avanzó directamente a la etapa del Sello físico!

Envió a todo el estadio a un alboroto.

– ¡Un gran avance al mismo tiempo!

–Más de cincuenta personas a la vez... todos estos estudiantes ya son muy impresionantes. Su cultivo en la etapa pico de Qi de Sangre había superado claramente al de un cultivador típico. Ahora que han tenido un gran avance en el cultivo... ¡serán aún más poderosos!

– ¡Este Wang Baole es realmente algo!

Todos los espectadores estaban jadeando de sorpresa y asombro. Los padres de los estudiantes concursantes, especialmente, habiendo presenciado a sus hijos alcanzar un gran avance en la cultivación en público ante cien mil personas, se sentían extremadamente bien al respecto.

En realidad, bajo el cultivo intensivo de Wang Baole, este grupo de personas ya había estado al borde de un gran avance hace unos días. Wang Baole los había retenido. ¡Había querido dar una sorpresa a la Academia Espíritu de Fuego, así como a la administración marciana!

Una batalla entre cultivadores del reino marcial antiguo puede parecerles un juego de niños. Incluso si hubieran llegado con la intención de ver el partido, su interés no se mantendría por mucho tiempo. Sería difícil hacer de este un evento memorable para ellos.

Sin embargo... si más de la mitad del equipo lograra un gran avance en el cultivo simultáneamente ante una multitud de cien mil, eso crearía un truco publicitario y llamaría la atención suficiente. Sería como otorgar desesperación a la Academia Espíritu de Fuego justo antes de que comenzara la batalla. ¡Aplastaría los espíritus de sus oponentes y aseguraría sus propias posibilidades de victoria!

Esta también fue una gran oportunidad para los propios estudiantes. Después de todo, habían logrado un gran avance en el cultivo ante la propia gobernadora. El evento tuvo un peso y significado diferente en comparación con el logro de un gran avance en privado y solo. Lograr la victoria en el partido amistoso inmediatamente después de eso ayudaría enormemente a desarrollar su confianza en sí mismos. Por eso se había realizado el avance masivo y simultáneo en el cultivo.

El efecto fue realmente espectacular. Tras el repentino aumento de energía, la erupción, los rugidos atronadores y los avances simultáneos en el cultivo, la vitalidad y la energía en la plaza pública se intensificaron más de diez veces. Todo el mundo se tambaleó hacia atrás en estado de conmoción, y los concursantes de la Academia Espíritu de Fuego estaban aterrorizados.

Los dos comentaristas se quedaron sin habla. Sus ojos salieron de sus cabezas y sus mandíbulas cayeron. La expresión en el rostro de Li Wuchen era tan oscura que no podía volverse más negra. Miró a los estudiantes concursantes de la Academia Espíritu de Fuego. Todos tenían el rostro pálido y su respiración se había vuelto irregular. Habían perdido toda esperanza de ganar incluso antes de que comenzara el partido.

Un centenar de gordos no era nada a lo que temer, pero si cada uno de esos gordos estaba en la etapa del Sello físico, con una vitalidad y energía que claramente superaban a la de un cultivador de la etapa Sello físico ordinario, entonces eso era realmente algo de lo que estar aterrorizado. Estaban abrumados por el terror y la alarma.

No hubo tiempo para que reaccionaran. Las reglas del partido no les permitieron irse antes de admitir la derrota. Lo más importante... los cien estudiantes de la Academia Niebla de la Montaña Dao habían experimentado tres meses de cultivo doloroso y tedioso y habían sufrido tres meses de locura. Apenas podían controlarse a sí mismos y deseaban desesperadamente desatarse y liberar sus emociones reprimidas. Tan pronto como Wang Baole dio la orden, tan pronto como superaron su nivel de cultivo actual y avanzaron a la siguiente etapa, inmediatamente cargaron contra los estudiantes de la Academia Espíritu de Fuego.

Los comentaristas ni siquiera habían abandonado la arena... Una batalla caótica estalló en medio de la plaza pública. Gritos de batalla, gritos de rabia, gritos de dolor, aullidos de agonía: una cacofonía de ruidos resonó en el aire.

Los estudiantes de la Academia Niebla de la Montaña Dao eran como depredadores ápice que se lanzaban a la refriega. Se lanzaron locamente como tigres hambrientos sobre su presa. Sus feroces ataques dejaron a los estudiantes de la Academia Espíritu de Fuego impotentes mientras luchaban por mantenerse firmes y seguían retrocediendo. Los espectadores miraban, apenas parpadeando. Cada perspectiva y ángulo mostró que la Academia Espíritu de Fuego era el más débil de los dos equipos.

De pie detrás, Li Wuchen comenzó a entrar en pánico. Gritó de repente: – ¡Ejecuta el Plan C! ¡Forma una formación de matriz!

Cuando sonó la voz de Li Wuchen, los estudiantes de la Academia Espíritu de Fuego se apresuraron en medio de su terror para formar una formación de matriz. Habían practicado esto durante su cultivación. Las personas de las diversas fuerzas políticas comenzaron a asentir con la cabeza con aprobación cuando vieron eso. Aprobaron la estrategia de Li Wuchen. Usar formaciones de matriz para reprimir los abrumadores ataques de la Academia Niebla de la Montaña Dao fue lo correcto.

Tuvo un efecto. En parte se debió a las formaciones de matriz; otra parte se debió a que los estudiantes de la Academia Niebla de la Montaña Dao carecían de experiencia en tales formas de batalla. Era evidente que no tenían experiencia en coordinar sus ataques para lograr un impacto óptimo.

Wang Baole frunció el ceño ante el repentino giro de los acontecimientos. Claramente no estaba feliz cuando levantó su megáfono y gritó enojado en él.

– ¿Se perdieron el almuerzo? Te doy un minuto. Después de un minuto, si todavía hay una sola persona parada del otro lado, ya no te reconoceré como uno de mis discípulos. ¡El tiempo comienza ahora!

Los cien concursantes de la Academia Niebla de la Montaña Dao comenzaron a respirar con dificultad cuando escucharon lo que había dicho Wang Baole. Sus ojos se enrojecieron instantáneamente, especialmente Jin Duozhi. Entró en pánico tan pronto como se imaginó ser expulsado como discípulo de Wang Baole. ¡Aulló y luego cargó hacia adelante y como una montaña de músculos duros, y comenzó a doblar los dedos!

El resto hizo lo mismo. Entraron en pánico y se volvieron locos. Era como si el dios de la guerra hubiera poseído repentinamente sus cuerpos. Confiaron en sus construcciones grandes y robustas y en un mayor nivel de cultivo, y se propulsaron como misiles directamente hacia la formación de matriz de sus oponentes. Eran salvajes, feroces y sin razón. Se movían a ciegas como un huracán a través de las nubes y rápidamente como vientos que agitan las hojas caídas. Doblaron dedos y muñecas. Eran como lobos sueltos en un rebaño de ovejas.

Gritos de dolor, gritos y llantos resonaron en el aire por todo el estadio. Los espectadores miraban, con los ojos muy abiertos y conmocionados, la escena que se desarrollaba ante sus ojos. Escucharon un fuerte zumbido en sus cabezas... los estudiantes de la Academia Espíritu de Fuego se estaban volviendo locos. Muchos de ellos habían comenzado a llorar.

– ¡Desvergonzado! ¡Todos ustedes no tienen vergüenza!

–Suelta mi dedo... ¡me duele!

–Lo siento, lo siento, ya no pelearé...

–Sálvame, papá...

Toda clase de voces y gritos de ayuda se elevaron y resonaron en el aire. Jin Duozhi rápidamente atrapó el dedo de su archienemigo. Este último lo había golpeado entonces, frente al Hotel Hacha de Guerra. Dobló el dedo hacia arriba bruscamente y gritó.

– ¡Llamar a papá no te ayudará ahora!

La administración marciana, incluidos tanto la gobernadora como el árbol gigante, vieron la caótica batalla en la plaza pública con una expresión extraña en sus rostros. Pronto apareció una escena aún más impactante que hizo que sus ojos salieran de sus cabezas.

Zhou Mei lideró la horda de estudiantes mujeres musculosas que se lanzaron ferozmente a la refriega. Además de doblar dedos y muñecas, estaban armadas con otra táctica...

¡Pateando la entrepierna!

El objetivo de Zhou Mei era un estudiante que la había acosado innumerables veces. Incluso la había chantajeado. Su padre era miembro de la Orden Disciplinaria de la Colonia. Zhou Mei había sido de voz suave y un poco mansa en el pasado, razón por la cual no se había atrevido a hablar con nadie sobre estos encuentros. Ahora era una persona diferente, y salió corriendo y vio su oportunidad, lanzando su pierna en una patada que le dio un golpe perfecto.

– ¡Veamos si te atreves a acosarme de nuevo!

La cara del estudiante que acababa de ser pateado en la entrepierna por Zhou Mei inmediatamente se puso pálida mientras se agarraba la entrepierna y caía al suelo. Un grito estridente muchas veces más fuerte que todos los gritos que se habían escuchado en la arena atravesó el aire y resonó en toda la plaza pública.

Muchos miembros de la administración marciana se perdieron por completo cuando presenciaron esa escena. La madre de Zhou Mei se sentó en la plataforma de observación. Sentado a su lado estaba un cultivador que era un buen amigo de ella, y no pudo evitar preguntar: – ¿Es esa... Mei'er?