A World Worth Protecting

AWWP - Capítulo 31


**Capítulo 31: ¡Asertivo!**

Dentro del salón, Wang Baole estaba sentado con las piernas cruzadas frente al muro de piedra azul. Tenía una expresión austera y no se dejaba distraer. Se centró en la Piedra Espiritual que emitía luz en su mano.

_"Anteriormente enseñé una lección al Departamento de Disciplina Universitaria. Definitivamente deben guardar rencor contra mí. Esta vez... es mejor que les haga sentir una desesperación total. ¡Hará que nadie tenga la esperanza de tocar mi lugar como Prefecto Principal!"_ Wang Baole apretó los dientes y, después de respirar hondo, infundió más Qi Espiritual en la piedra vacía.

A medida que el Qi Espiritual surgió, la Piedra Vacía gradualmente produjo sonidos de grietas como si estuviera a punto de romperse en cualquier momento. Tal destrozo no necesariamente significaba nada malo. Representaba que la pureza aumentaba rápidamente.

Aunque el refinamiento con una Piedra Vacía era diferente del Arte del Gran Vacío Devorador Qi de Wang Baole, había estado cultivando ese método desde una edad temprana; lo conocía a fondo. Incluso si no estaba condensando una Piedra Espiritual de la nada, era solo un paso adicional para él.

Aunque era algo superfluo, sabía profundamente la importancia de guardar un secreto: no necesitaba ninguna Piedra Vacía. Estaba en plena concentración, y cuando el Qi Espiritual surgió en él, el vórtice invisible a su alrededor se hizo más grande. Finalmente, se extendió fuera del salón, y desde lejos, parecía que había aparecido un agujero negro donde estaba el salón.

Tomó tiempo describirlo, pero en realidad, solo pasaron unos segundos. Los crujidos producidos por la Piedra Espiritual en la mano de Wang Baole se volvieron más intensos, y pronto, ¡se disipó en polvo y de repente se pulverizó!

Con la destrucción de la Piedra Vacía, el núcleo remanente estalló repentinamente con una brillante irradiación de arcoíris como una gema. ¡Era extremadamente resplandeciente y deslumbrante!

Incluso las paredes de la sala no podían bloquear el resplandor. En un instante, la luz del arcoíris emanó a través del salón.

En el instante en que el resplandor penetró en el salón, el resplandor estalló directamente, cubriendo cada lugar fuera del salón con los colores del arcoíris. ¡Desde lejos, el resplandor del arcoíris se elevó por encima del Pico de Armamento Darmico!

¡Todos los que estaban fuera de la sala, o incluso todos en la facultad de Armamento Darmico, presenciaron esta escena inolvidable con sus propios ojos!

–Eso es... Eso es... ¡una irradiación arcoíris!

– ¡Una piedra Espiritual arcoíris! ¡Cielos, es una piedra Espiritual arcoíris!

–La leyenda dice que solo al alcanzar el 93% de pureza se formarían... ¡Piedras Espirituales Arcoíris, que supera las Piedras Espirituales de grado superior!

Con la conmoción, casi todos los estudiantes de la facultad de Armamento Darmico en las diversas regiones del Pico de Armamento Darmico vieron salir el resplandor del arcoíris del Salón de las Piedras Espirituales. Sintiéndose sacudidos hasta la médula, corrieron hacia el salón.

Incluso en la Internet del Espíritu, las noticias sobre este asunto se extendieron como una tormenta. El aficionado a la transmisión en vivo, Pequeño Daoista, había llegado fuera del salón. Estaba tan aturdido por la escena frente a él que se olvidó de pedir Cohetes de regalo.

Todos los que estaban fuera del salón abrieron los ojos cuando estallaron los rayos. Al instante, sus expresiones cambiaron. Jiang Lin se sintió débil de rodillas, como si hubiera visto un fantasma. Su mente se convirtió en un hervidero cuando no pudo permanecer compuesto. Soltó un grito lleno de sorpresa.

– ¡Imposible!

En ese momento, se escucharon gongs. ¡El sonido se extendió por todo el Pico Armamento Darmico y conmovió a todos!

Eran... ¡los gongs que simbolizaban la aparición de un nuevo Prefecto Principal!

Había nueve gongs que representaban la aparición de un nuevo Prefecto Principal. Mientras resonaban los gongs, el entorno ruidoso dejó escapar exclamaciones que excedían cualquier cosa de antes.

¡El gong de prefecto principal!

–Wang Baole... ¡ha sido ascendido a Prefecto Principal!

–Es impactante. ¿Cómo es posible?

Toda la facultad de Armamento Darmico y la Internet del Espíritu y quedó asombrada. Los maestros del Pico Armamento Darmico tampoco podían quedarse quietos. Todos ellos se apresuraron con expresiones incrédulas.

–Ha aparecido una Piedra Espiritual arcoíris. ¡Ha aparecido un nuevo Prefecto Principal!

En el salón del decano en la cima de la montaña, el decano de la facultad de Armamento Darmico, que sostenía su amada caja de tabaco, estaba reflexionando sobre los asuntos con los ojos cerrados. Sus ojos se abrieron de golpe cuando escuchó los gongs. Estaba algo desconcertado y lo encontró inexplicable. Después de un momento de reflexión, usó su anillo de transmisión de voz para preguntar, solo para que sus ojos se abrieran de repente.

– ¿Wang Baole? ¡Piedras Espirituales Arcoíris! ¡Prefecto principal recién ascendido! –. Tembló cuando la apariencia de Wang Baole apareció en su mente. No pudo evitar sentir un extraño sentimiento surgir en él como si el pedazo de mierda de perro que había comprado ocultara ciegamente una pepita de oro.

Cuando los gongs enviaron a la facultad de Armamento Darmico a una ráfaga e innumerables personas exclamaron ante el milagroso giro de los acontecimientos, los inspectores del Departamento de Disciplina de la Universidad afuera del salón se quedaron boquiabiertos mientras sus expresiones cambiaban drásticamente. Bajo la iluminación del resplandor arcoíris, parecían algo divertidos. El cambio de mesa simplemente había sucedido demasiado rápido. Sus mentes estaban en un estado de perturbación, como las tumultuosas olas del mar en una tormenta. Les resultó imposible comprender la nueva información.

En cuanto a Jiang Lin, el color había desaparecido de su rostro. Estaba temblando, incapaz de mantenerse estable. La razón por la que llevó una vida encantada en la Universidad Dao fue su identidad como prefecto principal. Pero todo esto, el poder conferido a él por su estado, se desmoronó rápidamente cuando los gongs resonaron. Cuando se sintió desmayado, tuvo una sensación extrema de indignación, que pareció estallar locamente en su corazón.

–Es absolutamente imposible–, rugió Jiang Lin mientras sacaba una ficha. Era roja carmesí, y en ella estaban las palabras «Prefecto Principal» grabadas claramente. ¡Fue la Ficha de Prefecto Principal el que fue automáticamente dado por la pared azul en el instante en que un estudiante se convertía en Prefecto Principal!

Sin embargo, ¡la Ficha del Prefecto Principal en las manos de Jiang Lin se estaba agrietando ruidosamente como si estuviera a punto de desmoronarse!

– ¡Wang Baole! – Jiang Lin miró la Ficha de Prefecto Principal en sus manos mientras sus ojos se ponían rojos. Las líneas quebradizas parecían reflejarse en su corazón. En ese momento, un ataque desquiciado explotó dentro de él. Justo cuando estaba a punto de abrir el Salón de las Piedras Espirituales con un rugido, la puerta se abrió automáticamente antes de que pudiera tocarla.

Cuando se abrió, todos lanzaron su mirada. Vieron a Wang Baole saliendo del Salón de las Piedras Espirituales.

Todavía vestía su andrajosa túnica de estudiante, pero en ese momento, todos lo miraban de manera diferente. Él era... ¡el Prefecto Principal recién ascendido!

En el instante en que salió, la Ficha Prefecto Principal en la mano de Jiang Lin parecía incapaz de resistir el aura que exudaba Wang Baole. Se desintegró inmediatamente y se convirtió en polvo.

La destrucción de la ficha representaba que Jiang Lin era ahora historia. A partir de ese momento, Wang Baole controló el Departamento de Disciplina Universitaria. ¡Era igual a los otros dos prefectos principales de la facultad de Armamento Darmico, una figura importante que nadie podía ignorar!

Con el desmoronamiento de la Ficha de Prefecto Principal, el cuerpo entero de Jiang Lin tembló mientras sus ojos se llenaron de hebras de sangre. Miró furioso a Wang Baole como una bestia trastornada. Si su mirada pudiera matar, ya habría destrozado a Wang Baole.

Al darse cuenta de las expresiones de asombro de la multitud, las docenas de inspectores vestidos de negro, que no pudieron aceptar la realidad ante ellos a pesar de empuñar sus armas, y en particular los ojos de Jiang Lin que estaban llenos de odio extremo, Wang Baole se rio ligeramente. Un destello frío brilló en sus ojos.

Sabía que si no se hubiera convertido en Prefecto Principal, definitivamente habría sido cautivo. Y la arrogancia de los inspectores y los actos de apresurarse aquí sin duda señalaron su mala intención.

Hacia estas personas con malas intenciones, Wang Baole no sería absolutamente misericordioso. Tomó algo de su túnica con su mano derecha, inmediatamente sacó una... ¡nueva ficha roja carmesí mientras la sostenía en alto!

Representaba la autoridad sobre el Departamento de Disciplina de la Universidad... ¡la Ficha del Prefecto Principal!

Con la ficha revelada, todos fuera del Salón de las Piedras Espirituales sintieron temblar sus cuerpos y mentes.

–Como Prefecto Principal del Salón de las Piedras Espirituales, terminaré tus estatus como inspectores. ¡Desde este momento, ninguno de ustedes es inspector del Departamento de Disciplina del Salón de Piedras Espirituales!

Wang Baole miró a los inspectores, su voz fría llegó a cada esquina como un viento frío que soplaba. Hizo que los inspectores, que portaban armas, se pusieran pálidos. Sus cuerpos temblaron cuando muchos de ellos aflojaron sus garras, haciendo que sus armas cayeran al suelo.

¡Una frase suya fue suficiente para determinar su futuro!

Pero esto no había terminado. Después de que terminó sus estados, un destello brilló en los ojos de Wang Baole cuando volvió a hablar.

–Todos los asuntos disciplinarios que ocurrieron durante su mandato serán sometidos a un nuevo juicio. ¡Las injusticias no serán toleradas en absoluto!

Del mismo modo, ¡su única oración ya no determinaba su futuro sino su destino!

En el momento en que se dijo, las mentes de todos los ex inspectores zumbaron. Su respiración se aceleró, y hubo alguien que incluso rugió enojado de desesperación.

–Wang Baole, ¡estás empeñado en destruirnos!

Haciendo caso omiso de los ex inspectores, que anteriormente lo habían maldecido brutalmente pero que ahora presentaban apariencias difíciles, Wang Baole se volvió para mirar fríamente a Jiang Lin. Dijo con indiferencia: –Jiang Lin, como jefe del Departamento de Disciplina de la Universidad, instigaste a la multitud a crear disturbios. Ahora has terminado con todos los roles en el Departamento de Disciplina de la Universidad. ¡Serás enviado al Departamento de Disciplina de la Universidad para esperar el juicio!

La voz de Wang Baole no era alta, pero sonaba como un trueno en los oídos de Jiang Lin y los ex inspectores. Parecía que cada palabra que decía se haría cumplir al pie de la letra, e instantáneamente, la situación había cambiado. ¡Hizo que todas estas personas con sus posturas antes formidables cayeran en picado desde sus altos pedestales!

–Wang Baole, ¿cómo te atreves?

– ¡Todos, ataquen! Este Wang Baole está abusando de su poder. ¡No podemos aceptarlo!

Jiang Lin ya estaba histérico. Todo lo que había sucedido hoy fue demasiado repentino. Además, lo había perdido todo en un instante. En el fondo, todavía no podía aceptar que había sido Prefecto Principal hace unos momentos, y ahora, lo tenían que mantener cautivo. Rugió con los ojos enrojecidos mientras corría precipitadamente hacia Wang Baole. ¡Sus ojos incluso tenían una astilla de intención asesina!

En cuanto a los inspectores, para empezar eran sus subordinados. Hubiera estado bien si Wang Baole no hubiera sido verbalmente vicioso; podrían haber dudado. Sin embargo, ahora, estaban a punto de ser investigados, y todos tenían esqueletos en sus armarios. Por lo tanto, en sus emociones furiosas, eran lo suficientemente valientes como para hacer cualquier cosa. Aunque no todos siguieron ciegamente, hubo más de diez personas que actuaron.

Wang Baole se burló. La razón por la que había entregado un mensaje tan destacado fue para hacer que estas personas lo atacaran con ira. Si no, habría tenido que encontrar otras razones para tratar con ellos. Estas personas habían estado previamente llenas de malas intenciones hacia él, por lo que su carácter decisivo y asertivo se presentó en ese mismo momento.

– ¡La resistencia de la aplicación disciplinaria agrega otra falta a sus cargos! –. Mientras hablaba Wang Baole, de repente dio un paso adelante.