A World Worth Protecting

AWWP - Capítulo 442


Capítulo 442 – ¡Una batalla feroz!

Wang Baole tomó una decisión inmediata tan pronto como aparecieron los tres cultivadores. ¡Tanto su extraña armadura como sus ojos rojos indicaban que no eran cultivadores de la Federación!

Eso dejó en claro quiénes eran.

"¡Los culpables de la tragedia de Mercurio, cultivadores de una civilización extraterrestre!" Wang Baole, que se había estado recuperando de la conmoción, se calmó inesperadamente después de darse cuenta de sus identidades y del peligro en el que se encontraba. Esta fue, sin duda, la situación más peligrosa en la que se había encontrado.

Cualquier paso en falso podría resultar en la destrucción de su cuerpo y espíritu. Afortunadamente, los tres parecían quererlo atrapado vivo. Podrían haberle embadurnado y congelado su cuerpo, pero no atraparon su conciencia. Quizás tenían demasiada confianza en sí mismos, o quizás había alguna otra razón. Independientemente, a pesar de que Wang Baole no podía moverse en absoluto en este momento, su mente todavía estaba consciente y alerta.

¡Con la mente clara, podría dar rienda suelta a su movimiento asesino en este momento crítico! Pero el momento de desencadenar este movimiento fue fundamental. Como tal, a pesar del peligro que se avecinaba sobre él, Wang Baole continuó esperando.

No tuvo que esperar demasiado. Tan pronto como todos esos pensamientos surgieron en su mente, uno de los tres cultivadores se acercó a él. ¡Su mano derecha se levantó y estaba a punto de tirar de Wang Baole!

En cuanto a los dos cultivadores restantes, no le prestaron atención a Wang Baole. Estaba claro que a pesar de que tenía un loto verde de un grado desconocido dentro de su cuerpo, todavía era simplemente un cultivador del reino del Establecimiento de la Base para ellos.

Su atención se centró en el fondo de las catacumbas. Parecían estar buscando algo.

Habría sido necesario mucho tiempo para narrar toda la secuencia de hechos, que, de hecho, tuvieron lugar en un abrir y cerrar de ojos. Mientras los dos cultivadores miraban hacia el fondo de las catacumbas, Wang Baole rugió dentro de su corazón.

–Ilustrado...

Las palabras resonaron en su mente y los cielos marcianos se estremecieron. Los cielos parecían haberse deformado mientras las nubes hervían y rodaban. Una presencia del otro extremo del universo descendió repentinamente sobre el planeta y aterrizó en Wang Baole.

A medida que descendía esta presencia incrédula, el cultivador del reino del Alma Naciente que había estado a punto de agarrar a Wang Baole se alarmó de repente. Un pavor inimaginable hizo que sus pupilas se contrajeran, y su cuerpo se retiró apresurada e instintivamente. Empezó a jadear.

– ¡Quién es!

No fue el único que se sorprendió. El cultivador con un ciempiés en su cara y el tercer cultivador del reino del Alma Naciente habían estado absortos en sus pensamientos. De repente, también sintieron la presencia aterradora y se alarmaron, jadearon y se retiraron también.

– ¡Que está pasando!

–Esta presencia...

Mientras retrocedían por la conmoción, se escucharon crujidos desde el interior de Wang Baole. El hechizo que lo había congelado en su lugar se astilló y se hizo añicos, lo que permitió a Wang Baole recuperar la movilidad de inmediato. No vaciló. Tan pronto como recuperó el control de su propio cuerpo, inmediatamente se acercó a la formación de matriz y trató de hacer sonar la alarma.

Tan pronto como lograra dar la alarma, los que estaban afuera como Li Wan'er se prepararían. El cambio repentino en la Formación de la Gran Matriz Marciana de la nueva ciudad también alertaría a la gobernadora, y ella se daría cuenta de que algo había salido mal.

A pesar de que Wang Baole sabía que todavía estaba en peligro extremo, este era el mejor curso de acción que tenía en este momento.

Justo cuando Wang Baole recuperó el control de su cuerpo y estaba a punto de atravesar la formación de matriz y dar la alarma, los ojos del cultivador con un ciempiés en su cara brillaron. A pesar de su cautela y conmoción, todavía formó una serie de sellos manuales. Una brújula ilusoria apareció ante él instantáneamente. Brilló. Los rayos de luz se dispararon más rápido de lo que Wang Baole podía alcanzar la formación de la matriz. ¡En un abrir y cerrar de ojos, formó una barrera que evitó que Wang Baole llegara a la formación de la matriz!

Era un poder divino del que Wang Baole nunca había oído hablar, y su poder lo alarmó. Podía sentir que su conexión con la formación de matriz se cortaba de repente.

– ¡Maldita sea!– El rostro de Wang Baole palideció. No tuvo tiempo de pensar. Se preparó para huir mientras pronunciaba la Escritura en su interior. La conciencia del extremo profundo del universo volvió a estallar. La velocidad de Wang Baole alcanzó su punto máximo en ese momento.

Sin embargo, todavía estaba simplemente en el reino del Establecimiento de la Base... justo cuando estaba a punto de salir de las catacumbas, los tres cultivadores del reino del Alma Naciente recobraron el sentido. A pesar de estar conmocionados y aterrorizados por la abrumadora conciencia, se dieron cuenta de que era simplemente una ilusión. Uno de ellos resopló. Levantó su gran mano y la barrió por el aire. Una fuerza inmensa y repentina estalló y se elevó a los cielos, surgiendo hacia Wang Baole.

Wang Baole se estremeció cuando sangre fresca brotó de su boca. Su ropa estaba hecha jirones, revelando la armadura de Armamento Darmico de octavo grado debajo, estaba hecha añicos. Gracias a la armadura, Wang Baole no murió bajo ese golpe, pero todos sus órganos mostraron signos de ruptura. Afortunadamente, su vitalidad era fuerte y abundante, y ya se estaba recuperando rápidamente. Independientemente, todavía escupió charcos de sangre fresca. Su conciencia se nubló.

– ¡Tiene puesta una armadura! Hay algo gracioso en este tipo. ¡Unamos nuestras fuerzas y sujetémoslo primero!

–Él tiene el loto verde y es capaz de producir una fuerza de voluntad tan aterradora e inimaginable... sin mencionar el hecho de que estaba entrenando aquí. ¡Podría ser el hijo de la fortuna de esta civilización! – Dijo el cultivador con un ciempiés en su cara. Ya se estaba acercando a Wang Baole y los otros dos hicieron lo mismo. Podrían ser cultivadores del reino del Alma Naciente, mientras que Wang Baole era solo un cultivador del reino del Establecimiento de la Base, pero en este momento, los tres apenas podían preocuparse por sus respectivos niveles de cultivo.

El valor que Wang Baole había mostrado durante este breve encuentro había aumentado exponencial y repetidamente.

Con los tres cultivadores uniendo fuerzas, incluso a un cultivador del reino del Alma Naciente le resultaría difícil detenerlos, y Wang Baole ni siquiera era un cultivador del reino del Alma Naciente. La muerte colgaba de su cuello, haciendo que la desesperación brillara en sus ojos. El amplio abismo que separaba sus niveles de cultivo lo dejaba impotente para defenderse. Esto fue lo mejor que pudo hacer.

¡Sabía que lo matarían sin lugar a dudas si lo golpeaban!

Cuando estalló el momento de la crisis, cuando los tres aparentemente se teletransportaron a su lado, de repente, un estallido de luz explotó de la persona de Wang Baole. La máscara negra voló por su propia voluntad y apareció de repente. Una luz negra explotó de él. Deslumbró y cegó, formando una forma ilusoria: ¡era la Pequeña Señorita!

La pequeña Señorita tenía una expresión solemne en su rostro cuando apareció. Levantó la mano derecha y señaló con el dedo al trío que se acercaba. Capas de telaraña ilusoria aparecieron de la nada, cayendo y cubriendo al trío, formando un obstáculo repentino.

Estaba claro que esto era solo una medida temporal. Estos eran los límites de lo que la Pequeña Señorita era capaz de hacer. Su forma se debilitó. Susurró con fiereza y urgencia, su voz resonando en la mente de Wang Baole.

– ¡Corre, rápido!

Wang Baole ya estaba retrocediendo apresuradamente cuando la Pequeña Señorita habló. Sabía lo difícil que sería para él dejar las catacumbas y escapar afuera. Incluso si lograba escapar, ¿qué iba a hacer a continuación...?

No tenía forma de retrasar o detener sus ataques hasta que llegara el rescate de la gobernadora. De hecho, si escapaba al exterior, podría llevar el desastre a las puertas de la nueva ciudad. Por cómo los tres cultivadores extraterrestres habían tratado de evitar que Wang Baole diera la alarma, se dio cuenta de que estaban preocupados por exponerse. Esto significaba que mientras su presencia permaneciera sin ser detectada, ¡no traerían muerte y destrucción a la nueva ciudad!

Wang Baole no tuvo elección. ¡Solo tenía un camino por delante!

Fueron... ¡las Catacumbas del Armamento Divino!

La pequeña Señorita había dicho que el Artefacto Oscuro le pertenecía. ¡Tendría que apostar por ello!

La serie de pensamientos cruzó por la mente de Wang Baole. Su respiración se aceleró mientras apretaba los dientes, renunciando a cualquier esperanza de escapar de las catacumbas y, en cambio, giraba y corría más adentro de las catacumbas. Desató toda su velocidad y se lanzó hacia adelante, acercándose a la pared al final de las catacumbas.

–Wang Baole, ¿a dónde vas?– Cuando Wang Baole estalló con un repentino aumento de velocidad, la voz de la Pequeña Señorita resonó en su cabeza. Estaba lleno de ansiedad.

–Pequeña Señorita, ¿podrías simplemente ejercer un poco de control sobre el Artefacto Oscuro y lograr que me abra un camino?

–Yo...– La Pequeña Señorita se quedó atónita al instante.

Mientras Wang Baole corría hacia el fondo de las catacumbas, y mientras conversaba con la Pequeña Señorita apresuradamente, los tres cultivadores extraterrestres también desataron sus habilidades y volaron la red que la Pequeña Señorita había conjurado.

– ¡Hay un gran secreto escondido dentro de ese joven bribón!

– ¿Qué tipo de espíritu de artefacto es este? Claramente está severamente debilitado, ¡pero con un solo dedo logró atraparnos por unos momentos!

La respiración de los tres cultivadores se aceleró. En sus ojos aparecieron una codicia y un deseo sin precedentes. Los ataques que Wang Baole había desatado durante este breve período fueron suficientes para enrojecer sus ojos de codicia.

No se detuvieron e inmediatamente corrieron tras Wang Baole. Fueron extremadamente rápidos, desatando sus habilidades de teletransportación. Estaban a punto de alcanzarlo. Fue entonces cuando Wang Baole se encontró sin tiempo. No tuvo tiempo de decirle más a la Pequeña Señorita. Aulló, la semilla devoradora dentro de su cuerpo estalló. Desató toda su fuerza de succión en la pared ante ellos, y la fuerza de succión lo empujó aún más rápido hacia la pared. Dejó imágenes residuales de sí mismo detrás de él. Su cuerpo físico casi no pudo soportar la inmensa velocidad repentina. Mostraba signos de estar destrozado mientras corría hacia el fondo.

Contuvo el dolor de la pérdida y lanzó su espada voladora de Armamento Darmico de séptimo grado, gritando.

– ¡Explota!

La explosión de un Armamento Darmico de séptimo grado enviaría una increíble onda de choque a todas las catacumbas. A menos que uno intentara detener la explosión o controlar sus consecuencias, definitivamente desencadenaría la formación de matriz y alertaría al mundo exterior. Indirectamente daría la alarma.

Wang Baole estaba apostando. Apostaba al hecho de que el trío no estaba dispuesto a revelar su presencia. No permitirían que el Armamento Darmico se autodestruyera. Intentarían controlarlo. Una vez que decidieran hacer eso, Wang Baole tendría más tiempo. Incluso si fueran solo unos pocos momentos adicionales, ¡aún serían preciosos!