A World Worth Protecting

AWWP - Capítulo 446


Capítulo 446 – ¡Este también es su territorio!

El Armamento Darmico de megáfono era de color rojo brillante y se veía extremadamente extraño. Su superficie exterior también contenía numerosos diagramas hechos de símbolos de diferente intensidad de color. Mirándolo más de cerca, los diagramas mostraban un tigre en llamas.

En el momento en que Wang Baole sacó el megáfono, no dudó en activarlo. Después de ajustarlo a su configuración más alta, y mientras rugía en él, el megáfono vibró instantáneamente con fuerza. Amplificó la voz de Wang Baole innumerables veces, de modo que formó un huracán de ondas sonoras que explotó en ráfagas hacia las bestias lagarto que se acercaban.

Una sensación indescriptible de conmoción se sintió claramente en este momento. Se podían ver capas de ondas transformándose a simple vista, disparándose y extendiéndose en todas las direcciones como mareas y olas rompiendo, ¡dando como resultado una fuerza que no se podía resistir!

En medio de esa fuerza, estalló un mar de fuego. Era difícil distinguir si resultaba del cuerpo del tigre o si se producía debido al fuerte sonido que alteraba el estado de los objetos físicos. Independientemente, cuando surgió el rugido, el mar de fuego se extendió en todas las direcciones. Se podía ver un tigre de fuego saliendo del megáfono, creciendo más y más a medida que ocupaba todo el espacio alrededor. Mirando a esos lagartos que se arrastraban como gusanos, ¡el tigre rugió ferozmente!

El rugido del tigre combinado con el de Wang Baole lo impulsó a una escala tan increíble que fue similar a usar titanio para golpear una roca. El sonido explotó y el Mar de los Espíritus frente al megáfono quedó devastado. El entorno circundante también se vio sumido en el caos por numerosas manos grandes. A medida que el sonido se extendía a un área grande, numerosos espíritus se retiraban y temblaban. ¡No se atrevieron a acercarse ni una pulgada, y mirando desde la distancia, se podía ver que se había formado un espacio en el Mar de los Espíritus!

Eso no fue lo más impresionante. Después de todo, el Mar de los Espíritus simplemente resistió las ondas sonoras remanentes del megáfono. Los que estaban bajo el ataque dirigido por Wang Baole eran esas bestias lagarto de aspecto aterrador.

Estas bestias lagarto sufrieron el mayor impacto. Eran extremadamente lamentables, ya que las tres bestias lagarto que habían perfeccionado el cultivo del reino del Establecimiento de la Base ni siquiera habían aterrizado en el suelo después de saltar antes de ser impactadas por las ondas de sonido del megáfono y arrastradas. Ni siquiera tuvieron tiempo de temblar antes de ser devastadas de inmediato, convirtiéndose en una niebla de sangre que se extendió en todas las direcciones.

Había cuatro bestias lagarto más detrás de ellas. A pesar de que no estaban en el frente, el impacto de las olas aún les destrozó el cuerpo, les aplastó el cráneo y les arrancó las extremidades. Con la devastación, las bestias lagarto restantes gritaron dolorosamente, escupiendo sangre por la boca.

A pesar de haber probado la fuerza del megáfono él mismo anteriormente, Wang Baole no liberó toda la potencia del megáfono en ese momento. Por lo tanto, en este momento, habiendo activado toda la potencia del megáfono, Wang Baole se sorprendió a sí mismo. Después de desatar toda su fuerza, incluso el megáfono estaba a punto de salir volando de sus manos.

Vagamente, hubo signos de resistencia que estaban a punto de convertirse en una reacción violenta. Wang Baole sabía que cada Armamento Darmico recién refinado conservaría el deseo de contraatacar. Se necesitó tiempo para asimilarlo y reprimirlo por completo y hacerlo conscientemente obediente.

Sin embargo, ahora mismo, no tuvo tiempo para nutrirlo y asimilarlo. Miró hacia adelante, extendiendo el Fuego Oscuro en su cuerpo y dando un círculo completo alrededor del megáfono. La conciencia del megáfono se sacudió y se calmó instantáneamente. En lugar de reacción violenta, ahora sonaba con aún más esfuerzo.

Sin embargo, justo en este momento, un chorro de sangre de color púrpura salió volando de la niebla de sangre formada por las devastadas bestias lagarto. Se movía muy rápido y no parecía verse afectado gravemente por las ondas sonoras. Se acumuló no muy lejos, formando el contorno de una muñeca del tamaño de una palma.

Una ola de ferocidad emanó instantáneamente de esta muñeca de sangre púrpura. Un resplandor frío se disparó desde la posición donde estaban sus ojos, y con el giro de su cuerpo, no cargó hacia Wang Baole sino hacia las bestias lagarto heridas pero aún vivas.

A pesar de estar lesionadas, estas bestias lagarto todavía eran cultivadas en el reino del Establecimiento de la Base. Sus cuerpos físicos eran extremadamente fuertes, pero frente a la muñeca de sangre púrpura, se volvieron extremadamente frágiles cuando la muñeca las atravesó. Cuando la muñeca de sangre púrpura emergió del otro lado de sus cuerpos, trajo consigo hilos de sangre púrpura, lo que lo hizo aún más claro a los ojos mientras que, por otro lado, las bestias lagarto murieron.

Esta escena extremadamente extraña hizo temblar a Wang Baole por la conmoción. Entrecerró los ojos y no continuó con sus ataques. En cambio, guardó el megáfono y se retiró apresuradamente, cargando a alta velocidad hacia el final del pasadizo que parecía haber sido creado especialmente para él por el Mar de los Espíritus.

En el momento en que se alejó, un fuerte estruendo surgió del distante Mar de los Espíritus. Los tres cultivadores extraterrestres finalmente se habían librado de los innumerables espíritus agraviados que los estaban bloqueando. En realidad, los tres, que estaban muy relacionados entre sí, ya eran extremadamente fuertes. También estaban acostumbrados a trabajar juntos. Si ese no fuera el caso, si un solo cultivador de Alma Naciente hubiera aparecido aquí y se hubiera rodeado de los espíritus agraviados, sería imposible que se liberara, ¡y posiblemente moriría si no tuviera cuidado!

Después de todo, ¡había demasiados espíritus aquí!

–Hay un gran valor en Zhuo Yixian. ¡Debemos capturarlo! – En el momento en que cargaron, se pudo sentir la rabia en los tres cultivadores extraterrestres. Sin embargo, a través de los diversos encuentros, especialmente después de notar que el mundo parecía ser ridículamente amable con este Zhuo Yixian, el trío ya estaba extremadamente conmocionado.

Por lo tanto, el trío cargó a la velocidad más rápida posible, apareciendo instantáneamente en el pasillo y se dirigió en la dirección en la que Wang Baole se había ido. Sin embargo, esta área era extremadamente extraña y, al mismo tiempo, también se dieron cuenta de que no podían teletransportarse. Como tal, se vieron obligados a reducir la velocidad. A pesar de eso, todavía eran más rápidos que Wang Baole. Aunque inicialmente se creó una distancia entre ellos, en el tiempo de unas pocas respiraciones, el trío ya había aparecido en el lugar donde estaba la muñeca formada por los hilos de sangre de color púrpura.

En el momento en que vieron la muñeca, el cultivador con un ciempiés en su cara sintió aún más dolor. En realidad, la razón por la que las bestias lagarto se convirtieron en su avatar después de ser alimentadas fue que su línea de sangre contenía un hilo de sangre antigua, y eso ya se había convertido en su marca. Por lo tanto, en lugar de nutrir a las bestias lagarto, era más como nutrir la sangre antigua.

En este momento, la sangre antigua ya había sido liberada. La acumulación de sangre antigua no se pudo revertir ya que no había reinos insuficientes, lo que dificultaba la formación del avatar que quería. Solo podía usarlo como un títere.

Sin embargo, ahora no podría importarle demasiado. Selló sus manos y señaló, haciendo que el muñeco de sangre púrpura gritara estridentemente. Se volvió aún más despiadado mientras cargaba hacia el pasillo, en persecución junto con el trío.

Sin embargo, justo cuando el trío continuaba su persecución y se acercaba al final del pasadizo donde vislumbraron a Wang Baole, Wang Baole sacó el megáfono y gritó con todas sus fuerzas.

Grandes ondas sonoras emergieron directamente de su megáfono. Numerosas ondas de sonido estallaron continuamente, sonando pesadamente detrás de él.

Si las ondas de sonido se dirigieran hacia los tres cultivadores extraterrestres, serían capaces de resistirlo y no frenar. Después de todo, no eran bestias lagarto y eran físicamente fuertes. Sin embargo, esta vez, el objetivo de Wang Baole era el Mar de los Espíritus circundante. Esto hizo que las olas del Mar de los Espíritus chocaran continuamente, lo que resultó en un caos. Quizás las ondas sonoras de Wang Baole tuvieron un impacto, o quizás se debió a alguna otra razón peculiar, pero el Mar de los Espíritus estalló. Una gran cantidad de espíritus agraviados emergió, gritando mientras formaban una barrera contra el trío una vez más.

– ¡Maldita sea!– El trío se estaba volviendo loco de rabia e indignación. ¡Eran cultivadores de Alma Naciente y nunca habían pensado que matar a un simple cultivador del reino del Establecimiento de la Base requeriría tanto esfuerzo!

También fue en este momento que miraron más allá del inmenso número de espíritus agraviados que tenían ante ellos y vieron el final del pasillo. Al final del pasadizo, en las profundidades del Mar de los Espíritus, había un vórtice que se estaba formando rápidamente, ¡uno que parecía estar dando la bienvenida a Wang Baole y esperando que él entrara!

– ¿Este es su territorio también?– Esta escena volvió a enloquecer al trío. Incluso la respiración de Wang Baole se aceleró cuando se convirtió en un borrón momentáneo. Sin embargo, con una crisis ante sus ojos, sabía que no tenía otra opción. El atractivo del vórtice también se hacía más fuerte por el momento.

Por lo tanto, sin detenerse ni un segundo, Wang Baole apretó los dientes y cargó rápidamente hacia el vórtice.

¡Entró de inmediato!

En el momento en que entró, el vórtice se contrajo rápidamente y estaba a punto de cerrarse. Sin embargo, la muñeca de sangre púrpura se liberó de la barrera formada por los espíritus agraviados debido a su capacidad para reprimir los espíritus y apareció por el vórtice. ¡No intervino de inmediato, sino que se quedó de pie junto a su periferia con grandes cantidades de hilos púrpuras que se liberaron de su cuerpo, intentando reducir la velocidad a la que se estaba cerrando el vórtice!

A pesar de que solo logró frenar el vórtice en el momento de tres respiraciones, ya era suficiente. ¡El cultivador extraterrestre con un ciempiés en su cara inmediatamente sacó un Tesoro Darmico en forma de hoja negra!