A World Worth Protecting

AWWP - Capítulo 736


Capítulo 736: ¿Poniéndome en mi lugar?

"¡Qué envidia tengo de la Secta Cresta Sagrada, poder encontrarse con alguien tan inteligente y asombroso como yo!" Wang Baole tosió. Dejó al equipo con un sentido de superioridad desplegándose dentro de él y se dirigió al interior del acorazado como lo había instruido el anciano del Reino Alma Naciente.

Las reparaciones del acorazado se dividieron en dos partes: exterior e interior. El exterior del acorazado requirió reparaciones bastante extensas, pero el nivel de experiencia necesario no fue especialmente alto. Las reparaciones del interior del acorazado fueron un asunto diferente. La seguridad también era más estricta. Wang Baole tuvo que atravesar cinco formaciones de matriz antes de que lo dejaran entrar.

Después de haber pasado todas las inspecciones, fue teletransportado directamente al acorazado. Wang Baole vio al cultivador que iba a ser su guía.

Era un hombre de mediana edad que parecía estar en el Reino Formación del Núcleo en la etapa inicial. Inmediatamente dio un paso adelante y apretó los puños a modo de saludo cuando vio a Wang Baole.

–Saludos, hermano mayor Long Nanzi. Muchas partes del interior del acorazado todavía están dañadas. Puede ser peligroso caminar si uno no está al tanto de las partes del acorazado que aún están en reparación. ¡Por eso me han dicho que espere aquí tu llegada y te lleve al Equipo Siete!

Long Nanzi fue considerado un discípulo con un estatus relativamente alto en la Secta Cresta Sagrada. A pesar de que no había alcanzado un gran avance en el cultivo durante muchos años, todavía estaba en el reino perfeccionado de la Formación del Núcleo. A pesar de su falta de talento para refinar armamento, todavía se ganó cierto grado de respeto por parte de otros discípulos.

Wang Baole respondió a la cortesía del otro cultivador con una sonrisa. Debido a los labios naturalmente delgados de Long Nanzi, su sonrisa parecía fría y ligeramente antipática. Hizo que el cultivador de mediana edad se sintiera un poco incómodo. Con cautela lo condujo a su destino e hizo todo lo posible por responder a las preguntas de Wang Baole.

Las respuestas que Wang Baole obtuvo del cultivador le dieron una mayor comprensión del Equipo Siete. Había cuarenta y un equipos trabajando en el acorazado, y el trabajo de reparación se dividió claramente entre los equipos. Sin embargo, debido a la falta de mano de obra, cada equipo también tuvo que encargarse de otros trabajos de reparación que estaban fuera de su alcance de funciones.

Estos equipos fueron supervisados ​​por nueve equipos. Este último supervisó a los equipos bajo su competencia mientras se ocupaba de las reparaciones más avanzadas e importantes. El equipo al que se iba a unir, el Equipo Siete, era responsable del sistema de defensa del acorazado.

Su alcance de trabajo requería un mayor nivel de competencia en el refinamiento de armamento. Había diecinueve miembros en el equipo. En lugar de trabajar juntos como los grupos que reparan el exterior del acorazado, cada discípulo del Equipo Siete tenía su propia estación de trabajo donde completaban sus tareas de forma independiente.

Además de las tareas diarias que se les asignaban, estos discípulos también podían consultar la lista de reparaciones pendientes durante su tiempo libre y realizar las reparaciones o refinamientos que fueran necesarios.

Para aumentar la eficiencia y la autonomía, la Secta Cresta Sagrada otorgaría créditos por el trabajo realizado que luego podrían intercambiarse por materiales necesarios para el cultivo. Esto resultó ser un incentivo en tiempos en los que los recursos eran escasos.

Mientras viajaban por el acorazado, Wang Baole tomó nota del interior del acorazado. Dentro del vasto espacio había numerosos artefactos darmicos que formaban parte de la estructura del acorazado. Además, también había algunos organismos vivos que se habían fusionado con las paredes del acorazado.

"Interesante". Los ojos de Wang Baole se entrecerraron. La literatura que había leído no hablaba de hechizos que pudieran fusionar organismos vivos con artefactos darmicos. Su propia experiencia le dijo instantáneamente que tales fusiones podrían mejorar enormemente las capacidades del acorazado. Su interés por el sistema de Armamento Darmico de la civilización del Ojo Divino se intensificó.

El hombre de mediana edad condujo a Wang Baole a través del acorazado. Les tomó una hora llegar al sector donde se encontraba el Equipo Siete.

El sector se parecía a la colmena de una abeja, con docenas de pequeñas habitaciones agrupadas. La plaza abierta que rodeaba las habitaciones estaba abarrotada de pilas de componentes y materiales dañados. Un joven cultivador estaba parado en la plaza, gritando órdenes a los otros cultivadores. Registraron cada material en su poder y los enviaron a las habitaciones.

–Envía esta brújula del tercer cinturón al hermano mayor Chen Luo.

–Dígale al hermano menor Li Fang que la Perla Rarl que acaba de reparar no está a la altura. ¡Si no lo arregla, puede salir del Equipo Siete!

–Todavía se puede usar este punzón perforador del vacío. Envíelo a Liu Mingfei. Tiene un día para extraer las Piedras Perforadoras del Vacío del interior. ¡Quiero sacar al menos el setenta por ciento de las piedras!

El joven cultivador estaba en el Reino Formación del Núcleo en la etapa avanzada. Parecía ser un maestro en el refinamiento de armamentos. Solo necesitaba un vistazo de los materiales o artefactos para identificar el problema con el artículo. Fue brusco y sus palabras se llenaron de impaciencia.

Arrojó un artefacto darmico a otro cultivador y le indicó qué hacer con él. Fue entonces cuando notó la llegada de Wang Baole. Levantó la cabeza, frunciendo ligeramente el ceño mientras sus ojos se posaban en Wang Baole.

– ¡Saludos al hermano mayor Li Chen!– En el momento en que los ojos del joven se posaron sobre ellos, el cultivador de mediana edad junto a Wang Baole tembló y dio un paso adelante. Ahuecó los puños y le hizo a Li Chen una profunda reverencia. Su actitud hacia Li Chen fue más respetuosa y deferente de lo que había mostrado hacia Wang Baole.

Wang Baole finalmente reconoció quién estaba frente a él. Los recuerdos de Long Nanzi lo ubicaron como el discípulo bajo la guía personal del quinto anciano. Tenía el donde el refinamiento de armamento y era considerado un prodigio en la Secta Cresta Sagrada. Sus círculos sociales no se cruzaban entre sí, en general. Ahora que Wang Baole había visto a Li Chen, no pudo evitar la repentina idea que apareció en su cabeza. Evaluó la viabilidad de transformarse en esta persona.

Ahora no era el momento adecuado para atacar, pero los engranajes de la cabeza de Wang Baole giraban furiosamente. Decidió dejar de lado esta idea por el momento.

Justo cuando Wang Baole archivó su idea de matar al joven, este último, que no tenía idea de que acababa de escapar de la muerte, agitó el brazo. No echó un vistazo al cultivador de mediana edad que lo había saludado. En cambio, miró a Wang Baole con impaciencia y luego dijo con enojo: — ¡Llegas tarde, Long Nanzi! Cada segundo es precioso mientras trabajamos para reparar el acorazado. ¡No repitas este error!

Te entregaré este mineral ilusorio espiritual. Ve y busca una estación que esté desocupada. Tienes veinticuatro horas para destilar el líquido ilusorio espiritual del mineral. ¡No debería haber más del veinte por ciento de desperdicio!

El joven agitó la mano y arrojó una piedra a Wang Baole. Era del tamaño de un puño y emitía un brillo púrpura. Li Chen ignoró a Wang Baole después de eso y continuó atendiendo otros materiales y su tratamiento. Long Nanzi tenía poca importancia para él. No era necesario que pasara demasiado tiempo hablando con alguien así. Si Long Nanzi no podía completar la tarea que se le había encomendado, tendría que hacer las maletas e irse.

– ¿Mmm?– Wang Baole enarcó una ceja al atrapar el mineral ilusorio espiritual. Era un mineral exclusivo de la civilización del Ojo Divino. Había leído sobre eso en los registros antes. Con ciertos tratamientos especiales, el mineral podría fundirse en un líquido espiritual llamado líquido ilusorio espiritual. El líquido se usó generalmente para aumentar la tasa de éxito de los refinamientos.

Sin embargo, el desperdicio ocurriría inevitablemente durante el proceso de fundición del mineral. El rango aceptable de desperdicio fue del cincuenta por ciento o menos. El veinte por ciento era... iba a ser un desafío.

"¿Está tratando de ponerme en mi lugar?" Wang Baole miró al joven y luego se rió de repente. Nunca había sido el tipo de persona que se tomaba las cosas de brazos cruzados. Además, ahora estaba en su forma de avatar con su verdadera forma escondida a salvo en el ataúd. Si las cosas iban mal, podría adoptar otra identidad de inmediato. No planeaba causar problemas si nadie le causaba problemas, pero si alguien lo ofende, Wang Baole no los dejaría simplemente ir. No le importaba quién era, incluso si era el Gran Anciano Supremo de la Secta Cresta Sagrada.

Wang Baole volteó la mano que sostenía el mineral ilusorio espiritual, y una llama azul se encendió dentro de su palma y envolvió el mineral. La técnica para fundir el mineral apareció en la cabeza de Wang Baole. A pesar de que era la primera vez que lo hacía, su talento y su sólida base en el refinamiento de armamento le permitieron dominar la técnica casi al instante. El fuego en su palma se volvió cada vez más caliente y su color comenzó a cambiar rápidamente.

La vista llamó la atención de todos. La infelicidad cruzó por los ojos de Li Chen, y se dio la vuelta con los ojos fríos. Sin embargo, la expresión de su rostro pronto se transformó en sorpresa.

–El minera ilusorio espiritual puede ser derretido por fuego alquímico. Entre cada conteo, el fuego experimentará seiscientos noventa y seis ciclos y cambiará de color doscientas treinta y tres veces. Al asegurarnos de que la velocidad de combustión sea la misma que la de la respiración, podemos introducir Qi espiritual y más nutrición en el proceso de fusión, asegurando una destilación exitosa. Durante el proceso, tendremos que estar atentos a las inscripciones que puedan aparecer como grietas en el mineral y ajustar el calor en consecuencia. Aunque no se puede lograr un desperdicio cero, teóricamente hablando, ¡podemos reducir el desperdicio a algo cercano a cero! – Wang Baole explicó con frialdad mientras refinaba el mineral.

–Por supuesto, eso está más allá de mis humildes medios. Lo que puedo hacer es... ¡reducir el desperdicio al diez por ciento! – Wang Baole continuó con indiferencia. Todos a su alrededor, incluido el cultivador de mediana edad, observaron con asombro mientras agitaba su mano derecha y apagaba las llamas. ¡Una bola de líquido que exuda una extraña luz púrpura apareció sobre su palma!

Era un líquido claro y violeta que brillaba como un tesoro. Todo el mundo se sintió atraído por ello inconscientemente. Esto era... ¡Líquido ilusorio espiritual!

–Dios mío, esto es... ¡Líquido ilusorio espiritual de grado supremo!– El cultivador de mediana edad que estaba junto a Wang Baole jadeó. La conmoción descendió sobre la plaza pública.