A World Worth Protecting

AWWP - Capítulo 737


Capítulo 737: ¡Hola, nos volvemos a encontrar!

La multitud no solo se sorprendió por el hecho de que Wang Baole acababa de refinar el Líquido Ilusorio espiritual de grado supremo, también se sorprendieron por el poco tiempo que le llevó lograrlo... ¡todo el proceso de refinamiento tomó solo treinta segundos!

Esto último en sí mismo habría dejado boquiabierto a cualquiera. Pero no solo había logrado completar el refinamiento en un corto período, ¡había logrado refinar el Líquido Ilusorio espiritual de grado supremo!

La hazaña había derrocado todo lo que sabían sobre el refinamiento. En medio de su incredulidad, se habían olvidado de la presencia de Li Chen y jadearon en voz alta en estado de conmoción.

El propio Li Chen se puso en una situación difícil de vergüenza. Él también estaba igualmente sorprendido. Él también podría haber sido capaz de refinar Liquido Ilusorio Espiritual con solo un diez por ciento de desperdicio, pero habría tomado tres días.

Long Nanzi, por otro lado, había logrado tal hazaña en segundos. ¡El nivel de sus habilidades fundamentales estaba en mundos aparte!

Esa fue una pastilla difícil de tragar y una quemadura para su orgullo. Le resultó difícil controlar su rabia y humillación. Sin embargo, antes de que pudiera decir algo, Wang Baole negó con la cabeza.

–Todavía no estoy familiarizado con esto ya que es la primera vez que lo hago. Es por eso que tuve un diez por ciento de desperdicio... –. Suspiró, pareciendo insatisfecho con sus resultados. Con un movimiento de su mano derecha, Wang Baole arrojó el Líquido espiritual Ilusorio a Li Chen. Lo que otros consideraban precioso, él parecía tratarlo como simple basura. Luego, sin dedicarle una mirada más, encontró una cámara desocupada en un área desierta y se acercó.

Las palabras de Wang Baole fueron como un poder divino, aterrizando un golpe directo sobre Li Chen. Fue un ataque que infligió daños colaterales, nadie a su alrededor se salvó. El área descendió a un silencio repentino.

La gente se separó mientras Wang Baole caminaba hacia ellos. Era como si estuvieran en presencia de una deidad. Retrocedieron con la mayor deferencia y despejaron el camino para Wang Baole. Habían presenciado su refinamiento y escuchado sus palabras, y parecía exudar el aura de un poderoso cultivador, una presencia que todos podían sentir claramente, una que era inmensamente poderosa.

Wang Baole desapareció cuando entró en la cámara, pero la plaza pública permaneció en silencio. Pasó un rato antes de que se escuchara el sonido de la respiración. En cuanto a Li Chen... su pecho palpitaba pesadamente, su rostro estaba pálido en un momento y oscuro al siguiente. Finalmente levantó la cabeza y comenzó a gritarle a todos a su alrededor.

– ¿Qué están haciendo todos ustedes? ¡Vuelvan al trabajo!

–Alguien, lleve este pilar de robo ilusorio... ¡al hermano mayor Long Nanzi!

–Esta Brújula de estrella Caída, y esa Pluma de Fénix, y esa Bestia de Tinta de Piedra... ¡envíalos todos al Hermano Mayor Long Nanzi!– Li Chen dijo con una mirada atronadora en su rostro. Aprovechando su autoridad, eligió más de treinta componentes que eran claramente los más difíciles de reparar y los envió a Wang Baole. Pensó con crueldad: "Entonces, eres genial en esto, ¿no es así? Bien, veamos si puedes reparar estos componentes".

Todos bajaron la cabeza y siguieron cumpliendo las órdenes dadas. Nadie parecía tener ninguna opinión sobre lo que estaba pasando. En su opinión, esta fue una pelea entre dos cultivadores poderosos y no algo en lo que deberían estar involucrados. Siguieron sus órdenes y llevaron los materiales, así como los Artefactos Darmicos que requerían reparación, a la cámara de Wang Baole.

Otros cultivadores se habrían sentido extremadamente infelices al enfrentarse a tal intimidación. Estas reparaciones se consideraban parte de su trabajo y no obtendrían recompensas adicionales. Después de todo, las recompensas adicionales solo se otorgaron por las reparaciones realizadas para los componentes identificados en la lista, fuera del alcance normal del trabajo.

Sin embargo, Wang Baole no estaba disgustado. De hecho, estaba muy dispuesto a asumir el trabajo. Lo que le faltaba era práctica. Las reparaciones que se le asignaron garantizaron que no tuviera que preocuparse por la falta de recursos o materiales para el refinamiento. Dio la bienvenida a cada reparación que se le asignó y comenzó a reparar las piezas a un ritmo vertiginoso.

Sin embargo, su atención no estaba en las reparaciones, sino en desmantelar los componentes y estudiar su estructura interna. Con su rico conocimiento y experiencia en refinamiento, se convirtió en una esponja que absorbió todo lo que aprendió rápidamente. Eso continuó durante los siguientes días. También se unió a un equipo, lo que le dio el beneficio adicional de poder acceder a más conocimientos sobre el refinamiento de artefactos.

La restauración del acorazado era de máxima prioridad para la Secta Cresta Sagrada. Sin embargo, la secta se vio limitada por su falta de mano de obra. Para aumentar la velocidad de reparación, cierta literatura sobre el refinamiento de artefactos, que se habría restringido a los parientes consanguíneos de la secta, ahora se estaba haciendo parcialmente accesible a los miembros de los nueve equipos de reparación.

El tiempo pasó de manera constante. Pasaron tres meses. El avance de Wang Baole en el área del refinamiento de artefactos durante este período fue asombroso. La liga y fusión de dos sistemas de refinamiento diferentes de dos civilizaciones diferentes inspiró muchas ideas geniales. Se sumergió en el oficio, a menudo olvidándose de su intención de regresar al Sistema Solar.

La sensación de que su habilidad para refinar artefactos estaba mejorando cada día le dio a Wang Baole una sensación de alegría que fue estimulante. Esta sensación de felicidad se incrementó aún más cuando un intento casual mostró que ahora podía crear con éxito un Armamento Darmico de noveno grado. Ya no estaba tan perdido en lo que respecta al refinamiento de los Armamentos Divinos. La revelación hizo que su espíritu se disparara.

No trató de ocultar su mejora. Incluso si hubiera pensado en hacerlo, habría sido una hazaña desafiante. Todos en el Equipo Siete estaban familiarizados con su nombre. De hecho... el trabajo que estaba realizando era el equivalente al trabajo que estaba haciendo el resto del equipo. Li Chen había renunciado a hacerle la vida difícil hace una semana.

Finalmente se había dado cuenta de que Long Nanzi y él eran mundos separados. Long Nanzi había mejorado enormemente. La intimidación inicial de Li Chen podría haber tenido algún efecto, disminuyendo su velocidad y precisión a la hora de reparar los componentes del acorazado, pero su impacto había sido temporal. Li Chen se había visto obligado a devanarse los sesos y seleccionar tareas aún más desafiantes para Long Nanzi.

Estas tareas dificultarían la vida de Wang Baole durante los primeros días, pero después de eso, ya no serían un desafío para él. Li Chen se volvería loco de frustración y buscaría furiosamente algo más para hacer la vida de Wang Baole más difícil. Incluso había llegado al extremo de acercarse a otros equipos con la excusa de ayudarlos. Sin embargo, cualquier cosa que le arrojara a Wang Baole solo mantendría la atención de Wang Baole durante unos días...

Al final, Li Chen fue quien salió psicológicamente traumatizado por la experiencia. Dejó de hacerle la vida difícil a Wang Baole, aunque este último no parecía estar satisfecho con su repentino cambio de actitud. La impresión que Wang Baole tenía de Li Chen se había vuelto cada vez más positiva a medida que pasaban los días. Las payasadas de Li Chen fueron una bendición disfrazada. Si no hubiera buscado reparaciones desafiantes en todos los equipos, Wang Baole no habría mejorado tan rápido como lo había hecho.

Wang Baole entró en pánico cuando se dio cuenta de que Li Chen había abandonado sus payasadas. Se acercó a Li Chen directamente y tuvo una conversación seria y sincera con este último. Eso pareció despertar el espíritu de Li Chen. Li Chen hizo una demostración de su extrema ayuda y amplió el alcance de su búsqueda, yendo a los extremos para ayudar a Wang Baole.

Esta ayuda... persistió durante dos meses antes de que Li Chen cediera. No importa cuán seriamente Wang Baole le hablara a Li Chen, fue en vano. Li Chen parecía al borde de las lágrimas. Se acercó a su maestro y solicitó que lo transfirieran del Equipo Siete...

Wang Baole lamentó ver la partida de Li Chen. Cuando se enteró de que Li Chen había sido transferido al Equipo Cinco, felizmente fue al Equipo Cinco en busca de Li Chen al día siguiente. Allí comenzó a trabajar. Una vez más, recibió una lluvia de reparaciones desafiantes.

Dos semanas después... Li Chen se transfirió al Equipo Tres. Wang Baole siguió feliz a su amigo hasta el equipo.

Li Chen se transfirió al Equipo Uno una semana después. Wang Baole se emocionó y siguió apresuradamente los pasos de Li Chen. Li Chen se sorprendió al encontrar a Wang Baole parado frente a él.

– ¡Hola!– Wang Baole parpadeó y saludó con entusiasmo a Li Chen.

Li Chen se fue ese día... Esta vez, dejó el interior del acorazado por completo. Se puso a trabajar en las reparaciones del exterior del acorazado. Wang Baole estaba triste de verlo partir. Si no fuera por la «amistad» que había desarrollado con Li Chen durante este período, le habría gustado mucho matarlo en el acto y apoderarse de la identidad de este último.

"Somos amigos. No puedo hacerle eso a un amigo". Wang Baole suspiró mientras veía a Li Chen irse. Luego, se dio la vuelta y regresó al Equipo Uno... En los siguientes tres meses, Wang Baole continuó sin un equipo designado. ¡Pasó de un equipo a otro, a donde fuera necesario!

Su actuación estelar en refinamiento había llamado la atención del Gran Anciano Supremo de la Secta Cresta Sagrada y de los seis ancianos del Reino Alma Naciente de la secta. Los hallazgos de repetidas investigaciones concluyeron que nada andaba mal. Al final, solo pudieron explicar su repentino avance en la competencia como el tan esperado crecimiento de un tardío florecimiento. Esta fue una ocurrencia común en la civilización del Ojo Divino. Sin embargo, ninguno había mostrado un cambio tan drástico como Wang Baole.

"Es una pena que Long Nanzi no haya podido lograr un gran avance en su cultivo". El Gran Anciano Supremo suspiró. Se preguntó, por primera vez, si debería ayudar a Long Nanzi, pagar un pequeño precio para que Long Nanzi pudiera entrar por la fuerza en el Reino Alma Naciente.

El Gran Anciano Supremo sopesó los pros y los contras. En este momento, Wang Baole había pasado seis meses trabajando con numerosos equipos y se había familiarizado con la estructura interna del acorazado. Su mirada ahora estaba puesta en... el sector central del acorazado, ¡El sector al que solo podían acceder los ancianos de la secta!

Días después, Wang Baole hizo uso de su técnica de esencia y organizó su avance hacia el Reino Alma Naciente. Su repentino avance llamó la atención de todos, ¡y la noticia del avance de Long Nanzi al Reino Alma Naciente pronto se extendió por toda la secta!