A World Worth Protecting

AWWP - Capítulo 875


Capítulo 875: ¡Viejo zorro astuto!

–Baole, lo que dijiste es correcto. Aunque no conozco los detalles, sé que el lugar de la Civilización Oro Violeta es una marca que los forasteros no pueden robar. El primer emperador de la civilización del Ojo Divino lo obtuvo por casualidad en ese entonces. Solo se puede transferir cuando la familia real está dispuesta a hacerlo de todo corazón. Y para la Civilización Oro Violeta, ayudar a la familia real Ojo Divino a destruir las tres sectas mayores es pan comido. Naturalmente, no incurrirán en grandes pérdidas solo por una pequeña ganancia y afectarán sus posibilidades de ingresar al cementerio de estrellas.

–Entonces, decidieron aliarse y cooperar con la familia real.

Al escuchar ese punto y combinarlo con la información que obtuvo anteriormente, Wang Baole entendió principalmente el motivo de la batalla. Pero cuando pensó en cómo le iban a quitar la civilización del Ojo Divino, que ya veía en su poder, Wang Baole todavía se sentía indignado en su corazón y se encontraba en un dilema.

– ¿Cuántos Reinos Planeta tiene la Civilización Oro Violeta?– Entonces Wang Baole vaciló y volvió a preguntar.

–Hay un total de cinco sectas mayores en la Civilización Oro Violeta. La Secta Espíritu Celestial ocupa el quinto lugar y tiene tres Reinos Planeta. Si los sumamos, ¡toda la Civilización Oro Violeta debería tener 18 Reinos Planeta! – Al ver la indignación de Wang Baole, Zhao Yameng suspiró suavemente y continuó hablando.

–Según el plan, originalmente no necesitaban venir aquí en oleadas. Pero un evento imprevisto le sucedió a la familia real del Ojo Divino e hizo que la puerta de la Estrella Eterna no se pudiera abrir por completo de una sola vez para permitir que todo el ejército de la Civilización Oro Violeta descendiera...– miró a Wang Baole y ya tenía conjeturas y respuestas en su corazón.

–Después de que sucedió el accidente, la Secta Espíritu Celestial fue asignada para ser la primera ola de descendientes. Su misión no es eliminar las tres sectas mayores por sí mismas, sino abrir la puerta de la Estrella Eterna nuevamente aquí y permitir que la segunda ola descienda con éxito. Completarán la eliminación de las tres sectas mayores juntos mientras se preparan para ingresar al cementerio del Planeta.

Wang Baole frunció el ceño. Entendió por qué la Secta Espíritu Celestial se retiró a la Estrella Eterna después de sufrir un revés en las batallas contra la Secta Justicia Soberana Divina y la Secta Nuevo Dao Violeta Dorado. Aunque Wang Baole también sintió que la civilización del Ojo Divino sería eliminada después de escuchar esa información, la indignación en su corazón le hizo sentir que, en lugar de simplemente darse por vencido, debería intentar pelear ya que podría haber una oportunidad de cambiar las cosas.

Pensando en ese punto, Wang Baole respiró hondo.

–Yameng, quédate aquí por el momento. ¡Cuando esto esté resuelto, te llevaré de regreso a la Tierra sin importar el resultado!

Siendo capturada repentinamente por Wang Baole, y con la escena siendo presenciada por muchos discípulos de la Secta Espíritu Celestial, Zhao Yameng también entendió que incluso si regresaba y su maestra la protegía, sería difícil explicarse a sí misma. Entonces ella asintió con la cabeza. Simplemente así, cuando Wang Baole dio un paso, llevó a Zhao Yameng mientras dejaba el subsuelo de la estrella principal donde estaba su verdadero cuerpo con un movimiento. Cuando apareció, ya estaba en el cosmos. Con otro movimiento, se movió con asombrosa velocidad mientras se dirigía directamente hacia el Planeta Soberano.

Los dos regresaron muy rápidamente mientras Wang Baole aceleraba. Después de enviar a Zhao Yameng a la base de la Legión Ruptura del Alma, no perdió el tiempo y llegó instantáneamente a la puerta de la montaña de la Secta Justicia Soberana Divina.

Su estatus e identidad eran diferentes a los de antes. Cuando llegó, ni siquiera necesitó informar de su llegada. Y no ocultó los disturbios de su Conciencia Divina, sino que los dispersó directamente mientras llegaba.

– ¡Patriarca, Long Nanzi te saluda!– A pesar de que el Patriarca Soberano le dio un estatus suficientemente alto y comenzó a llamarlo Compañero Daoista, Wang Baole todavía tenía mucho tacto y era competente en las relaciones interpersonales. Tenía muy claro que no era un Reino Planeta. Estaría bien si no mostrara su fuerza, ya que ser humilde no tendría mucho efecto y haría que la gente lo subestimara. Pero ahora que su fuerza ya había sido reconocida, ser humilde tendría un efecto diferente en las personas.

Entonces, en el momento en que su Conciencia Divina se extendió, un vórtice apareció instantáneamente en el aire frente a él. El vórtice era como un tragaluz, ya que mostraba el mundo donde los pájaros cantaban y las flores florecían en su interior. Se podía ver un lago y un ático junto al lago. En ese momento, el patriarca estaba sentado allí y asentía con la cabeza mientras sonreía a Wang Baole a través del vórtice. Se sintió muy satisfecho en su corazón por el hecho de que Wang Baole todavía se refería a él como el patriarca. Sin embargo, en el fondo de sus ojos, una sensación de codicia imperceptible para los forasteros pasó rápidamente cuando vio a Wang Baole.

–Compañero Daoista Long Nanzi, ¿confío en que hayas recibido mi transmisión de voz? ¡Ven!– Ocultando su codicia interior, el Patriarca Soberano se levantó mientras sonreía.

Wang Baole dio un paso y entró en el vórtice. Cuando llegó, ya estaba fuera del ático y al lado del Patriarca Soberano. En el momento en que llegó, se inclinó ante el patriarca con los puños ahuecados.

–Patriarca, todavía me estaba cultivando en este momento. Por favor, perdóname por llegar tarde.

–No te preocupes, compañero Daoista Long Nanzi. Te invité aquí para discutir la información que obtuve. La Secta Espíritu Celestial es solo la primera ola que la Civilización Oro Violeta envió aquí. La Secta Espíritu Celestial parece haber sufrido un revés ahora, pero se están preparando para hacer que la familia real active una segunda teletransportación para permitir que la segunda ola llegue aquí... ¡Tenemos que tomar represalias lo antes posible!

– ¿Mmm?– Wang Baole parpadeó. Originalmente planeó decir algo similar para convencer al patriarca de entrar en la refriega para establecer sus planes futuros. No esperaba que el Patriarca Soberano lo dijera él mismo. Por lo tanto, vaciló un rato.

–Compañero Daoista Long Nanzi, con tu expresión ahora, ¿puedo asumir que estás planeando renunciar a la civilización del Ojo Divino?– La expresión del Patriarca Soberano se volvió instantáneamente al extremo seria mientras dispersaba su cultivo de su cuerpo. Sus ojos también mostraban una sensación de crueldad.

Todas sus acciones hicieron que la duda en el corazón de Wang Baole se intensificara. Pero entendió que la información que obtuvo de Zhao Yameng podría ser un secreto para los cultivadores comunes. Sin embargo, eso no incluía a los cultivadores del Reino Planeta como el Patriarca Soberano. Así que no le sorprendió que el patriarca dijera eso. Era solo que, aunque la actitud del patriarca siguió las intenciones de Wang Baole, el proceso fue un poco extraño.

Esperaba tener que discutir con el patriarca antes de que pudieran llegar a tal consenso. Pero ahora, el patriarca estaba diciendo eso por sí mismo. Wang Baole no pudo evitar tener otras conjeturas. Pero no ocultó su expresión, sino que la mostró en su rostro para recopilar más información.

El Patriarca Soberano miró a Wang Baole con una expresión severa y exhaló un largo suspiro.

–Compañero Daoista Long Nanzi, sé que no eres un cobarde que teme a la muerte. Pero también sé que la Civilización Oro Violeta es extremadamente fuerte y la fuerza dominante en el dominio diecinueve. También entiendo que aunque la civilización del Ojo Divino está lejos de ellos, su destrucción es inevitable. ¿Estás realmente dispuesto a ver que nuestra casa sea invadida, nuestros hermanos esclavizados y que dejemos nuestras casas como perros callejeros? ¡Esta es nuestra civilización! ¡Esta es nuestra casa!

Al escuchar las palabras del Patriarca Soberano, Wang Baole mostró una expresión vacilante. Para él, la civilización del Ojo Divino principalmente robaba y saqueaba. Originalmente eran un grupo de bandidos, y sintió que era extraño escuchar esas palabras de la boca de un bandido.

–Además, ¿de verdad crees que puedes escapar del peligro? Incluso si escapas de aquí, ¿puedes escapar del dominio diecinueve? Si no puedes, ¿cómo escaparás del señor supremo del decimonoveno dominio? La única diferencia es si mueres de pie o de rodillas. En lugar de elegir escapar y rendirse como si suplicaras de rodillas por misericordia mientras esperas tu muerte, ¿por qué no optar por luchar? Quizás todavía hay una posibilidad. ¡Incluso si fallamos, moriremos gloriosamente en la batalla sin remordimientos! – El Patriarca Soberano dijo esas palabras de manera resuelta y decisiva. De hecho, había incluso un indicio de rectitud y patriotismo.

– ¿Qué quieres decir, Patriarca?– Wang Baole guardó silencio durante un rato, apretó los dientes y habló con voz profunda.

–Detén la segunda activación del Ojo de la Estrella Eterna y retrasa el descenso de la segunda ola de la Civilización Oro Violeta. Al mismo tiempo, encuentra una oportunidad... para matar a toda la realeza del Ojo Divino. ¡Una vez que lo logremos, tendremos la ventaja y retrasaremos por completo la llegada de los refuerzos de la Civilización Oro Violeta!

Después de que el patriarca dijo eso, el corazón de Wang Baole dio un vuelco cuando ese extraño sentimiento se intensificó. Eso se debió a que esto era básicamente idéntico a sus planes anteriores.

Su plan era encontrar una manera de llevarse la civilización del Ojo Divino si podía detenerse hasta que su cultivo alcanzara el Reino Planeta y lo fusionara con la civilización de la Tierra. Luego lo infundiría en la Estrella Eterna de la Tierra y lo convertiría en un subordinado de la Federación. Tal pensamiento era egoísta, pero a Wang Baole no le importaba la civilización del Ojo Divino. Solo le importaba la Federación.

Aunque ese fue un movimiento muy arriesgado y podría traer fácilmente a la Federación el problema de la Civilización Oro Violeta, en el Dominio del Dao Eterno, las riquezas a menudo se obtenían de lugares peligrosos. Creía que incluso el presidente Duanmu y el Patriarca Etéreo no podían evitar elegir apostar después de sopesar los pros y los contras.

En realidad, si la Federación realmente pudiera infundir la civilización del Ojo Divino y convertirse en el líder, haciendo que la civilización del Ojo Divino se convirtiera en su subordinada y pusiera las vidas de todos los cultivadores dentro de ella bajo el control de la Federación debido a la Estrella Eterna, entonces... Sería similar a alimentar a la Federación con una enorme píldora nutritiva. ¡Podría aumentar enormemente el nivel de la Federación, y el cultivo de todos podría mejorarse como resultado de eso!

Aunque había riesgos, no eran extremadamente grandes. Y Wang Baole tenía algunas cartas de triunfo ocultas que podían evitar accidentes tanto como fuera posible.

Pero el requisito previo para que todo eso sucediera era arrastrar a la Secta Justicia Soberana Divina y a la Secta Nuevo Dao Violeta Dorado con él. Pero ahora, ni siquiera necesitaba arrastrarlos. En cambio, querían arrastrarlo con ellos...

"Es un poco diferente. El Patriarca Soberano quiere matar a todos los miembros de la realeza. ¡Pero mi plan no es matar sino capturar!"